domingo, 30 de agosto de 2020

EL MATRIMONIO, por Ramón Palmeral





 (Ilustracion del ilustardor Palmeral)




EL MATRIMONIO, por Ramón Palmeral

       Llevo cuarenta y ocho años de casado con la misma mujer y tengo dos hijos maravillosos. La regla fundamenta de esta casi cincuentena se basa en el enamoramiento, en la fidelidad y respeto.  La raíz de la palabra matrimonio, cónyuge proviene en «iugum» (yugo) del verbo «iungo» (uncir unir con un yugo), es decir, los cónyuges son los que están unidos por un yugo (trozo de madera para unir a dos bueyes que tiran del mismo carro o arado romano), un símil perfecto, ambos tiran del carro, no uno, y el otro no, sino ambos. La unión una cédula de fuerza familiar. Pero «iungo» es latín, y conceptos de mutuos de yugo que en tiempos de libertades mutuas no gusta porque suena a sumisión, como en los versos «los bueyes doblan la frente/ impotentemente mansa» del gran Miguel Hernández. Alguien lo amplio a posteriori «bueyes y bueyas», por lo de la igualdad.  Pero son esenciales  sentimientos como la fidelidad mutua, sin fidelidad no existe la proyección del yugo mutuo en el tiempo. El matrimonio jamás puede ser visto como una carga como en el dibujo a plumilla de Palmeral que ilustra este artículo.
      En algunos países el matrimonio es un contrato simplemente, con el valor temporal que las dos partes le quieran dar. Pero yo creo, opino, que antes de casarse y formar una familia se debería vivir en pareja, lo que se llama actividad prematrimonial, porque uno no se casa sino que se une a la otra persona, y con ello, al menos en los países latinos, también te casas con la familia del cónyuge. Uno se ha de casar con el convencimiento de que es para toda la vida, si estás premeditando divorciarte  a los diez o doce años de casado, es mejor que no te casas.  Hoy día se permite, socialmente hablando la convivencia en pareja, sin trámites legales.
     La escritora francesa Simone de Beauvoir (1908-1986) se convirtió en precursora del movimiento feminista al describir a una sociedad francesa en la que se relegaba a la mujer a una situación de inferioridad. Y fueron nefastos sus libros, porque no decía toda la verdad, sino la verdad que a ella le convenía.  Fue pareja del filósofo francés Jean-Paul Sartre existencialista del marxismo humanista, al que no pudo seducir. El análisis «beaucoiriano» de la condición femenina, en ruptura con las creencias existencialistas, se apoya en los mitos, las civilizaciones, las religiones, la anatomía y las tradiciones. Este análisis desató un escándalo, en particular el capítulo dedicado a la maternidad y al aborto, entonces equiparado al homicidio. Describía el matrimonio como una institución burguesa repugnante, similar a la prostitución en la que la mujer depende económicamente de su marido y no tenía posibilidad de independizarse. La independencia de la mujer es el trabajo, lo he repetido hasta la saciedad. Decía Simone que una mujer nunca debería contraer matrimonio con el hombre que ama. Su opinión, ha sido desastrosa y así van los matrimonio en Francia al nivel de basura, y en España por el mismo camino.

      No me voy a extender es este tema, porque cada matrimonio es un mundo diferente, algunos matrimonios llegan a la separación y al divorcio porque no están suficientemente enamorados y no se comprenden. Evidentemente, no se puede mantener un matrimonio con la docilidad de uno de los cónyuges al otro o viceversa,  cuando existe el maltrato físico o psíquico del llamado machismo o violencia de género, o a ellas como fuerza del trabajo del hogar de acuerdo a la teoría marxista de la alineación. Es intolerable la cantidad de mujeres que son asesinadas cada año por sus parejas, también hay hombres asesinados, pero menos.  Las violaciones y abusos de menores deben ser erradicados de nuestra sociedad con leyes más duras y reeducación de ciertos varones violentos o propensos a serlos. Ni padecer el síndrome de Munchausen  o el de Medea. (Invito al lector a ampliar estos síndromes en Internet).

     Hoy día la  mujer también trabaja, porque  los tiempos cambian, y, por ello el reparto de la labores del hogar deben ser compartidas. La mujer ha entrado, por derecho propio, en las Fuerzas Armadas y en la Guardia civil, hace años, no se debe mirar como una victoria, sino como un derecho de igualdad.
     La única posibilidad de evitar los abusos de violencia de género son las denuncias. Descubrir al abusador es el único camino posible de cambiar el comportamiento del llamado machismo o violencia de género. Los menores acosados se encuentran en un callejón sin salida. ¿Quizá, la sociedad ha cambiado más rápidamente que las mentalidades de las personas? Pienso y creo que se debe a una falta de educación familiar y desde las aulas en tierna edad. Pero si una pareja se divorcia no debemos mirarlo como algo malo, sino como una de desavenencia legal entre dos personas adultas que no se entiende o no han sabido resolver sus diferencias. Pero los más perjudicados son los hijos, si los hubiera, porque un matrimonio sin hijos es como un jardín sin flores; si no fueran naturales se pueden adoptar.

©Ramón Palmeral
Autor de Tus zonas de éxito en Amazon
Alicante, 30 de agosto de 2020

Publiado en El Monárquico

sábado, 29 de agosto de 2020

"Semblanza de José Ramón Fernández" I Centenario del nacimietno de un poeta de El Acebuchal




Portada del libro

                                                    Edicion de Ramón Fernñandez Palmeral
 




 

Libro a la venta en LULU /Francia


http://www.lulu.com/shop/ramon-fernandez-palmeral/semblaza-de-jose-ramon-en-el-i-centenario-de-su-nacimiento/paperback/product-24507944.html




PREÁMBULO

   
    La celebración de un centenario es ya en sí un acontecer memorable, por cuento implica el reconocimiento social hacia una persona, un hecho, una obra o una trayectoria vital. Pero lo es aún más para nosotros, sus hijos, nietos y biznietos. Queremos dar a conocer la figura de un hombre bueno, gran trabajador y aficionado a la poesía, como fue la de nuestro padre. José Ramón Fernández Fernández nació en la aldea de El Acebuchal, una pedanía del término municipal de Cómpeta (Málaga), el 30 abril de 1920, (En el Registro Civil figura el día 29 de abril, fecha oficial). Este año de 2020 se cumplen los cien años de su nacimiento.
     Nuestro padre se merece este reconocimiento por su obra narrativa poética. En esta nos relata como testigo de una época la posguerra y transición democrática de la historia de nuestro país. Hechos que creemos dignos de conservarlos y publicarlos. También queremos mostrar su gran valía, un ejemplo modélico como esposo, padre y también como poeta. A través de sus versos nos hace recordar a todos tiempos pasados felices. Este homenaje en el centenario de su nacimiento hace particular referencia a su trayectoria poética iniciada en 1945, pero también queremos resaltar su valor emocional y trascendental familiar. Sus versos muestran una gran riqueza humana, capaz de emocionar porque están escritos desde el alma. Parte de su poesía hace una crítica de la época política y social que vivió, casi siempre con cierto sarcasmo y con notas de humor propias de su carácter burlón.
     Por el cariño que siempre le tuvimos a nuestro padre sus dos hijos y tres hijas, nuestro héroe y su ejemplo de vida honesta, hemos preparado una antología que hemos titulado El alba de un corazón gigante. El alba, porque representa el resurgimiento de su memoria en su centenario; corazón gigante, porque así era su corazón, grande y humano. Entendemos que las almas se alimentan de recuerdos.
     En vida de nuestro padre, se recopiló en dos manuscritos encuadernados de tirada familiar: una autobiografía titulada José Ramón: un vecino de El Acebuchal; y un segundo manuscrito, un poemario que lleva por título Un aldeano fulero. También escribió la Historia de El Acebuchal, cuya relación de casas con el nombre de las familias que las habitaban se encuentra recopilada en el libro La aldea de El Acebuchal, cuyos autores somos sus dos hijos, Vicky Fernández y Ramón Fernández, publicada en 2016. Su obra poética es aún inédita, la conservamos sus herederos, hemos querido que se publicara en homenaje a nuestro querido padre coincidiendo en el primer centenario de su nacimiento. No debemos ni queremos dejar pasar esta efeméride, sin recordarlo, pensamos que a él le hará ilusión ver publicadas sus poesías desde cualquier lugar celestial en la que se encuentre su alma.
      El fallecimiento de nuestro padre fue producido por un ictus cerebrovascular agudo, ocurrido en su domicilio y falleció en el Hospital Clínico Virgen de la Victoria de Málaga el 9 de agosto de 2004, a la edad de 84 años. Una parte de sus cenizas reposan en el cementerio de Frigiliana y otra, esparcidas en las lomas de El Acebuchal. Su esposa Carmen, nuestra madre, falleció diez meses más tarde, el 6 de junio de 2005. También está enterrada en el mismo cementerio y comparten nicho.

                       Hijos de José Ramón

Se puede leer un versión e:book  en CALAMÉO, ausente del álbum de fotografias.


Libro recibido:


Ramón Fernández "Palmeral" con un ejemplar del libro. 22 de abril de 2020, en Alicante.

"El rey de los morisco", novela histórica, guerras civiles de Granada, por Ramon Ferández Palmeral






Historia novelada del morisco Alí Abdallat ben Ahmed/Diego de Oriola, biznieto del sultán Boabdil, ambientada en las guerras civiles de Granada en la época de Felipe II, que bajo el recurso del manuscrito encontrado en las obras de restauración de la Cartuja de Sevilla para la Expo´92. El protagonista toma voz propia y nos desvelará su autobiografía y sus muchas aventuras, y nos llevará desde Frigiliana, lugar de nacimiento, hasta la Universidad de Granada, Orihuela, Constantinopla, y galeote en la batalla de Lepanto, monfi en y Sierra de Bentomiz, hasta ser defensor del Peñón de Frigiliana ante el ataque de los cristianos y fuga a las Alpujarras donde tomará rivalidad con Aben Humeya. Como el protagonista es un morisco doblemente ilustrado en las enseñanzas: cristiana y árabe, y al tratarse de un converso, nos ofrece un lenguaje lleno de matices poéticos, filosóficos y enseñanzas curiosas, tanto históricas como humanas con las dos culturas, con que el lector se identificará, y de la mano del protagonistas vivirá todo tipo de aventuras y desventuras, el amor, las cárceles y la terrible vida de un galeote. “El Rey de los moriscos” es sin duda una novela amena, entretenida, trepidante y llena de filosofía de la vida.

 De venta en Amazon, pinchar aquí debajo en azul:
https://www.amazon.es/El-rey-los-moriscos-historica/dp/B088GGDNXZ/ref=tmm_pap_swatch_0?_encoding=UTF8&qid=&sr=

Autor: Ramón Fernández Palmeral. "Autor también de Miguel Hernández, el poeta del pueblo"

domingo, 16 de agosto de 2020

"Sé tu mismo", artículo de autoayuda de Ramón Palmeral en "El Monárquico"


Sé tu mismo

|

Ilustracion52


             El deseo de agradar a los demás es el resultado de tapar nuestros defectos. Una demostración de falta de personalidad no conduce a aceptar las proposiciones de los demás. No nos comportemos como loros que repiten lo que oyen, sino que seamos nosotros mismos: creadores de nuestro yo y formadores de nuestra personalidad. Vamos por la vida adquiriendo valores de todo tipo: morales, éticos y religiosos sin apenas darnos cuenta. Nos enseñan que lo de los demás es lo perfecto, y, lo nuestro carece de valor, nos menosprecian. El césped del vecino siempre está más verde que el nuestro...

Leer completo AQUÍ