miércoles, 29 de abril de 2020

Un día como hoy 30 de abril nació mi padre hace cien años. José Ramon Fernández (1920-2020)


Con mis padre en San Juan (Alicante) 1994 /Julia y yo



 Un día como hoy 30 de abril de 1920 nació mi padre José Ramón Fernández.
Con motivo de los cien años de su nacimiento sus 5 hijos hemos publicado un libro de 170 páginas con sus poemas en LULU/Francia.

Estoy muy orgulloso de mi padre que fue Guardia Civil, también trabajó 15 años en destinos ciciles y con 18 años se lo llevaron los nacionales a la guerra civil y estuvo en Sierra Nevada hasta el fin de la guerra, luego 6 años de mili en Madrid. Fue poeta y escribió su biografía.

Recuerdos entre potajes, vino y poesía (inserto en el libro)

      Hoy Viernes Santo de 2020, me he acordado del potaje de vigilia que hacia mi madre por ser Semana Santa. A mi padre le gustaba mucho todo lo que cocinaba mi madre, en especial todos los platos de cuchara. Ella era muy religiosa, y cumplidora de los preceptos de la Santa Madre Iglesia, y mi padre también. Los dos eran religiosos iban juntos cada  domingos a la parroquia de Santa María Goretti a escuchar misa, y santificaban todas la fiestas religiosas y leían la Biblia, libros religiosos y rezaban muchos rosarios.
     El potaje de garbanzos con bacalao y acelgas no podía faltar en un día como este Viernes Santo. Recuerdo que a mi padre le gustaba mucho el bacalao en todas sus variedades: con patatas, con arroz, frito, seco, asada o al pil-pil, como fuera…, porque de niño comían mucho bacalao en El Acebuchal,  era el único pescado que se conservaba bien por falta de frigoríficos. Contaba que cuando estaba en la choza en verano en la Sierra de Almijara cuidando el rebaño de cabras, hacían mucho  arroz blanco con bacalao y unos ajos, que para él era una delicia, por el hambre de los trabajos tan duros del campo.
     Esta tradición del potaje de vigilia se ha mantenido en mi casa de siempre, y lo mismo hace Juli en casa, como una forma de mantener la tradición, porque su madre también lo hacía en Sevilla. La verdad es que cuando era niño no me gustaba el potaje de bacalao, pero con el tiempo, reconozco que es muy nutritivo, y que si se cocina bien está muy rico, y de  postre hacía tortillitas de bacalao rebozadas con miel de caña de Frigiliana.
     A mi padre le gusta el buen comer, entre otros platos preferidos estaban los callos picantes que muchas veces yo compartía con él cuando iba a Málaga. El puchero con la pringá era otro de sus platos  preferidos, el gazpachuelo por las noches, y nunca la faltaba un vaso de vino, que compartíamos, bien dulce del terreno o tinto corriente, pues decía que  era bueno para la circulación. Recuerdo que una vez que se acabó el vino se me ocurrió decirle: «Papá, no queda vino», y muy ceremonioso me respondió: «En la tienda también venden vino». A partir de esta insinuación expeditiva yo empecé a comprar vino en la tienda de abajo.
      Como padre lo recuerdo que nos ayudaba económicamente a todos sus hijos, en lo que podía. Como poeta nos hacía reír cuando nos reunía a toda la familia y nos  leía sus ocurrencias, el más popular de todos era «Ilusión de un año entero» cuando pasábamos  los veranos  en el cortijillo que teníamos en el Mayarín, herencia de mi madre, que compartía pared con el cortijo de mis tíos Antonio y Dolores, ellos 4 hermanos cruzados (mi hermanos me entiende). Yo me lo pasaba muy bien con mi primo Alberto que éramos, más o menos de la misma edad, además de jugar y trabajar en los paseros teníamos que hacer deberes escolares. También estaban Primitiva y Dolorcitas a las que quiero como hermanas.
     Podría hablar mucho más de mis padres, mucho, mucho…, y de los tiempos buenos y no tan buenos, pero las lágrimas me inundan los ojos y no me dejan escribir más.
     ¡Siempre os tengo, a los dos, en mi recuerdo y en mi corazón!
  
                                        Ramón Fernández




Cees Nooteboom gana el Premio Formentor 2020

• Miércoles 29 de abril de 2020

Cees Nooteboom
Nooteboom “es un explorador del mundo y del alma humana”, acota el acta del jurado.
El escritor holandés Cees Nooteboom (La Haya, 1933) de 87 añoas es el ganador del Premio Formentor de las Letras, como se anunció el miércoles 29 de abril luego de la reunión que por vía digital realizara el jurado, que en su veredicto consideró que el poeta, novelista, ensayista y crítico de arte “ha desbordado con su incesante creatividad el límite que proponen los géneros literarios”.

El jurado, presidido por Basilio Baltasar e integrado además por Judith Thurman, Alberto Manguel, José Enrique Ruiz Doménec y Alexis Grohmann, tenía programada su reunión para este mes en la Fundación Saramago, en Lisboa, pero la crisis sanitaria del Covid-19 obligó a hacer las deliberaciones por Internet desde Manhattan, Barcelona, Edimburgo y Mallorca.
Según Baltasar, Nooteboom es “un escritor nómada, un escritor viajero que ha escrito su inmensa obra literaria a bordo de barcos, trenes y aviones. Nooteboom es un explorador del mundo y del alma humana. Su magistral voz literaria ha captado la corazonada de nuestro tiempo y la inmensa belleza de un mundo que no se agota”.

Nooteboom ha escrito novelas, poesía, ensayos y libros de viaje y es traductor de poesía española, catalana, francesa, alemana y de teatro americano.
El acta califica al galardonado con el Premio Formentor 2020 de “escritor viajero que ha hecho del nomadismo una actitud filosófica, estética y espiritual que trasciende las fronteras y revela la naturaleza expansiva de los horizontes humanos”, y lo define igualmente como “escritor universal que escribe con la conciencia de pertenecer a la gran tradición cultural europea”.
Así, destaca que ha vivido de cerca momentos de la historia del continente europeo por lo que conoce muy bien los dilemas que Europa debe resolver, siendo su obra el resultado de una indagación penetrante con una fértil trayectoria literaria.
El acta añade que su mirada minuciosa revela el sentido de un mundo en perpetua transformación y alaba su inquietud creativa, que lo ha llevado de un lugar a otro desde los comienzos de su fértil trayectoria literaria y valora que el autor holandés ha dado a la ficción la certeza de una presencia personal y al relato existencial de sus viajes la delicadeza narrativa de la gran literatura.
Recuerda asimismo que Nooteboom es uno de los mayores cronistas de la actualidad, capaz de convertir las experiencias de sus viajes en una sabia percepción de los elementos latentes del cosmopolitismo estoico, y destaca que, a lo largo de un prolongado empeño creativo, ha sabido evitar las convenciones que aceleran el envejecimiento del mundo y renovar la inspiración que lo vivifica, mientras que con la energía narrativa de sus libros ha logrado restaurar la intensidad del gran viaje de la vida.
Nooteboom ha escrito novelas, poesía, ensayos y libros de viaje y es traductor de poesía española, catalana, francesa, alemana y de teatro americano. Su obra ha sido traducida a más de veinte idiomas. Vive en constante nomadismo entre Holanda, España y Alemania. Cabe destacar en su bibliografía el importante papel que ha jugado Menorca (Islas Baleares) en algunos de sus libros.

Sostenido con el mecenazgo de las familias Barceló y Buadas, el galardón fue concedido por primera vez en 1961.
Ha obtenido, entre otros reconocimientos, el Premio Europeo Aristeon de Literatura (1993) por La historia siguiente; así como el Premio Bordewijk (1981), el Premio Pegasus de Literatura (1982), la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid (2003), el Premio Europeo de Poesía (2008), el Premio de Literatura Neerlandesa (2009) y el mayor premio que se concede en la literatura de viajes, el Premio Chatwin (2010). En Francia ha sido nombrado además Caballero de la Legión de Honor y es doctor honoris causa por la Freie Universität de Berlín.
El Premio Formentor es un reconocimiento a la calidad e integridad de los autores cuya obra consolida el prestigio y la influencia de la gran literatura. Es organizado por la Fundación Formentor, creada para organizar estos galardones así como las Conversaciones Literarias que se celebran cada año en el enclave balear de Formentor.

Sostenido con el mecenazgo de las familias Barceló y Buadas, el galardón fue concedido por primera vez en 1961 e impulsado por un reputado grupo de editores europeos (Carlos Barral, Gallimard, Einaudi, Rowolt y otros).

Lo han recibido, entre otros autores, Jorge Luis Borges, Samuel Becket, Saul Bellow, Jorge Semprún y Witold Gombrowicz. Se volvió a conceder a partir de 2011 y se entrega cada año en los jardines del Hotel Barceló Formentor. Desde entonces, lo han recibido Carlos Fuentes, Juan Goytisolo, Javier Marías, Enrique Vila-Matas, Ricardo Piglia, Roberto Calasso, Alberto Manguel, Mircea Cărtărescu y Annie Ernaux.

Las Conversaciones Literarias de Formentor se organizaron por primera vez en la década de los años treinta auspiciadas por Adan Diehl, creador del Hotel Formentor. Continuaron en la década de los sesenta con el patrocinio de Tomeu Buadas. Desde el año 2008 cuentan con el mecenazgo de Simón Pedro Barceló, actual propietario del hotel.
Fuente: Europa Press

domingo, 26 de abril de 2020

El liderazgo y sus ejercicios

El liderazgo y sus ejercicios

|

Ilustracion37a


     Mandar es sencillo, consiste en comprobar que se hace lo que has mandado o se está haciendo y sus resultados. Y si no se hace es cuando uno ha de pedir explicaciones porque si no las dan, satisfactoriamente, los obligados a cumplirla serán amonestados. Se vuelve a mandar de una forma comprensible hasta que se haga de una forma u otra, el resultado es lo de menos, lo importante es que la gente que está bajo tu mando, órdenes o subordinados, o como los quieras llamar, han de saber que el jefe tiene el poder de decidir. El líder es la figura que tiene seguidores por simpatía, como pueden ser partidos políticos, o sectas religiosas, o famosos, pero el jefe no es líder, sino un cargo intermedio. La gente sigue al líder sin ninguna obligación, simplemente porque se siente más seguro con sus decisiones...

Leer completo pinchando AQUÍ
  
©Ramón Palmeral https://www.nuevoimpulso.net/
26 de abril de 2020

Liderazgo, dirección, ordenar, líder

sábado, 25 de abril de 2020

Secretos para escribir novelas y relatos, libro de Ramón Fernández Palmeral

Muchos escritores se ponen a escribir novelas y relatos, basado en su preparacion literaria, sin una preparación técnica de la novela. De los relatos se puede salir victorioso porque son cortos (otro asunto es que tenga calidad y originalidad), pero en la novela se encuentran con grandes dificultades, y amigo lector, no se puede escribir una novela sin preparación técnica de fichas de personajes, narrador, argumentacion, esquemas, borradores, y documentación. "Secretos para escribir novelas y relatos" te sacará de apuros y te facilitará el trabajo previo, otro asunto es el talento, si lo tienes o no se tienes, este libro, de gran éxito de ventas, te ayudará sin duda:


    De venta en Amazon a 6.92 €, a precio de coste, para facilitar su difusión.


El fin de este libro es aprender la técnica para aumentar tu capacidad imaginativa y tus recursos a la hora de preparar y componer esa novela que tienes en la cabeza y que no acaba de salir, conocer cuáles son los beneficios de la escritura y el placer que ello supone de jugar con las vida de los demás, perder el miedo a la hoja en blanco, y disfrutar escribiendo pequeños relatos, luego relatos más largo, e incluso, novelas más complejas. Jugar con las palabras, porque como dice la semántica las palabras no son la cosa, sino el signo que las identifica.

Ramón Fernández Palmeral ha escrito cinco novelas, un libro de relatos, de ensayo, poesía, glosa de potas famosos como Esproceda, Mchado, Lorca, Hernñandez... tiene más de 40 libros publicados en Amazon y LULU y en editoriales como ECU.

Video coral sobre los escritores de Nerja. Muy interesante sobre sus experiencias








Me ha gustado mucho vuestras intervenciones, el de mi hermana Vicky, que es una fiebre de la escritura, a de Ricardo Sanz al que conozco virtualmente desde hace veinte años, y su labor de taller es muy importante, empezaron en la Escritura de Escribir y en la revista "Utopía". A mi prima Luci Muñoz Arrabal, gran escritora y fotógrafa. Cierto es que en ningún sitio se apuesta por los autores locales, ni en Alicante. Uno tiene que empezar forzosamente con la auto publicación, invertir en ti mismo, ti tú no confías en ti mismo, quién va a confiar. Luego puede ser que te contrate una editorial como fue mi caso con la editorial ECU de Alicante se interesó por la biografía de Miguel Hernández que yo tenía publicada en Amazon. Lulu/Francia es una plataforma para editar en castellano de gran calidad y seguridad. Aquí acabo de publicar "Semblanza de mi padre en el I centenario de su nacimiento" 1920-2020 nacido en El Acebuchal y con mucho esfuerzo aprendió a escribir. Nosotros en comparación con ellos, somos unos afortunados. Uno ha de tener una voluntad de hierro y no desanimarse nunca por las opiniones ajenas o que no se vende, nosotros los escritores diletantes no escribimos para vender ni para vivir de ello, sino por afición. Entre Amazon y Lulu tengo publicado más de 40 libros. Pienso que las revistas locales son muy importantes para darse a conocer, no esperéis ayuda de nadie, ni de librerías ni de ayuntamientos ni de nadie. La labor de escritor es muy dura y solitaria. Pero pienso sinceramente que en Nerja sois muy afortunados con las asociaciones privadas cultuales que habéis formado. Y hay que seguir así, escribiendo y publicando en revistas locales, aunque sean digitales, en blog o en otras plataformas. Hay que abrir ventanas para que nos vean.  Este año la feria del libro de abril se ha ido al garete en toda España, yo iba este año a la feria de Alicante con ECU, y me he quedado arrestado en casa. Pero yo estoy acostumbrado al fracaso. Soy como Anteo que cada vez que le tiraban al suelo se levantaba más fuerte. En fin no os canso más, y mis felicitaciones por este video coral de dos horas que me lo he escuchado completo y me ha encantado. Os invito a seguir con este método en tiempos de coronavirus...¡Un abrazo Nerja!! http://poesapalmeriana.blogspot.com/

jueves, 23 de abril de 2020

Vídeo: Así agradece Frigiliana a TVE el magnífico programa de Masterchef en la que el municipio fue protagonista





Vídeo: Así agradece Frigiliana a TVE el magnífico programa de Masterchef en la que el municipio fue protagonista 

 

 




04:31
05:30
Igualmente, el Ayuntamiento de Frigiliana, también agradece a cada uno de los establecimientos que han colaborado en la realización del programa, a propietarios y trabajadores del Ingenio Nuestra Señora del Carmen, a la marca Sabor a Málaga de la Diputación de Málaga y a todos los trabajadores municipales que hicieron posible la grabación. De igual modo agradecer a las asociaciones por asistir y participar en el evento. Como el Ayuntamiento de Frigiliana indica en Redes Sociales, «entre todos hemos conseguido que Frigiliana muestre su mejor cara a 2.678.000 espectadores, siendo el programa más visto en su horario.»
El dato aportado por Sabor a Málaga muestra que más de 5.500.000 personas conocieron a través del programa de MasterChef la marca Sabor a Málaga y el precioso pueblo de Frigiliana.

viernes, 17 de abril de 2020

Semblanza del poeta José Ramón Fernández en el I Centenario de su nacimiento 1920-2020.



Portada del libro

                                                    Edicion de Ramón Fernñandez Palmeral
 




 

Libro a la venta en LULU /Francia


http://www.lulu.com/shop/ramon-fernandez-palmeral/semblaza-de-jose-ramon-en-el-i-centenario-de-su-nacimiento/paperback/product-24507944.html




PREÁMBULO

   
    La celebración de un centenario es ya en sí un acontecer memorable, por cuento implica el reconocimiento social hacia una persona, un hecho, una obra o una trayectoria vital. Pero lo es aún más para nosotros, sus hijos, nietos y biznietos. Queremos dar a conocer la figura de un hombre bueno, gran trabajador y aficionado a la poesía, como fue la de nuestro padre. José Ramón Fernández Fernández nació en la aldea de El Acebuchal, una pedanía del término municipal de Cómpeta (Málaga), el 30 abril de 1920, (En el Registro Civil figura el día 29 de abril, fecha oficial). Este año de 2020 se cumplen los cien años de su nacimiento.
     Nuestro padre se merece este reconocimiento por su obra narrativa poética. En esta nos relata como testigo de una época la posguerra y transición democrática de la historia de nuestro país. Hechos que creemos dignos de conservarlos y publicarlos. También queremos mostrar su gran valía, un ejemplo modélico como esposo, padre y también como poeta. A través de sus versos nos hace recordar a todos tiempos pasados felices. Este homenaje en el centenario de su nacimiento hace particular referencia a su trayectoria poética iniciada en 1945, pero también queremos resaltar su valor emocional y trascendental familiar. Sus versos muestran una gran riqueza humana, capaz de emocionar porque están escritos desde el alma. Parte de su poesía hace una crítica de la época política y social que vivió, casi siempre con cierto sarcasmo y con notas de humor propias de su carácter burlón.
     Por el cariño que siempre le tuvimos a nuestro padre sus dos hijos y tres hijas, nuestro héroe y su ejemplo de vida honesta, hemos preparado una antología que hemos titulado El alba de un corazón gigante. El alba, porque representa el resurgimiento de su memoria en su centenario; corazón gigante, porque así era su corazón, grande y humano. Entendemos que las almas se alimentan de recuerdos.
     En vida de nuestro padre, se recopiló en dos manuscritos encuadernados de tirada familiar: una autobiografía titulada José Ramón: un vecino de El Acebuchal; y un segundo manuscrito, un poemario que lleva por título Un aldeano fulero. También escribió la Historia de El Acebuchal, cuya relación de casas con el nombre de las familias que las habitaban se encuentra recopilada en el libro La aldea de El Acebuchal, cuyos autores somos sus dos hijos, Vicky Fernández y Ramón Fernández, publicada en 2016. Su obra poética es aún inédita, la conservamos sus herederos, hemos querido que se publicara en homenaje a nuestro querido padre coincidiendo en el primer centenario de su nacimiento. No debemos ni queremos dejar pasar esta efeméride, sin recordarlo, pensamos que a él le hará ilusión ver publicadas sus poesías desde cualquier lugar celestial en la que se encuentre su alma.
      El fallecimiento de nuestro padre fue producido por un ictus cerebrovascular agudo, ocurrido en su domicilio y falleció en el Hospital Clínico Virgen de la Victoria de Málaga el 9 de agosto de 2004, a la edad de 84 años. Una parte de sus cenizas reposan en el cementerio de Frigiliana y otra, esparcidas en las lomas de El Acebuchal. Su esposa Carmen, nuestra madre, falleció diez meses más tarde, el 6 de junio de 2005. También está enterrada en el mismo cementerio y comparten nicho.

                       Hijos de José Ramón

Se puede leer un versión e:book  en CALAMÉO, ausente del álbum de fotografias.


Libro recibido:


Ramón Fernández "Palmeral" con un ejemplar del libro. 22 de abril de 2020, en Alicante.

jueves, 16 de abril de 2020

Una llamada a la Moncloa. LA CHICA DE LA CENTRALITA DE LA MONCLOA


LA CHICA DE LA CENTRALITA DE LA MONCLOA

Sí Presidente  venceremos como dijera el general francés Gaulle a los nazis, pero ¿Cuándo acaba la guerra contra el virus?

Ramón Palmeral

Esta mañana llamé por teléfono a la Moncloa y, muy decidido y resuelto le dije a la chica de la centralita: «Quiero hablar con el Presidente». Y me puso con él, a veces, en estas cosas pasan, te lo puedes creer  o no, pero es así son carambolas o que la chica de la centralita era una becaria con pocas tablas en esto de lidiar con espontáneos… Y esta crónica no es un sueño como la del Domingo de Resurrección con lo del running en las playas del Postiguet, esto es la verdad.
  –Señor presidente, compañero:   Soy vecino de Alicante –no le dije Pedro, sino señor presidente–, soy padre de hijos hipocondríacos, del Real Madrid, constitucionalista  y contribuyente, y más cosas que no vienen a cuento.  Así que, si lo diré bien claro, afloje un poco este confinamiento y permítanos salir con los niños a los parques, a hacer footing, abrir los mercadillos locales, por supuesto con debidas medidas de precaución, los supermercados se están forrando.
   Sánchez no replicaba,  me escuchaba en silencio pero con atención, o es que, a lo mejor estaba hablando –a la vez- con Donald Trump por el temido teléfono rojo (no rojo ideológico si no rojo férreo) sobre tropas en misiones internacionales.
­  –También quisiera pedirle que permita abrir a los dentistas porque tengo una muela rota que me está dando mucha lata.  Señor Comandante en Jefe estoy escuchando todos sus discursos por la televisión, asumo lo que dice aunque discrepo de algunas cuestiones,  como que esto del confinamiento va para largo, y no sabemos si el próximo mes de mayo continuará  hasta que no quede un bicho vivo, o por el contrario un español vivo. Sé que es cierto su eslogan: «Venceremos». Sí señor presidente  venceremos como dijera el general francés Gaulle a los nazis, pero ¿Cuándo acaba la guerra contra el virus?
    Parecía un monólogo pero yo, oía ruidos de sillas de fondo, en el despacho “ojival”  de la Moncloa, como si se fuera a dar otra rueda de prensa. Soy un ciudadano que paga sus impuestos religiosamente –insistí–, y tengo derecho al cabreo –no recuerdo si le dije “cabreo ” o “pataleo”, sería más bien “enfado” .  Soy uno más de los millones de  españoles que sale  cada tarde a las 20 horas  a su balcón a aplaudir a los sanitarios, fuerzas de seguridad, cajeras, repartidores, y ese gran grupo de personas que nos auxilian, y me duelen las palmas de las manos de matar moscas gigantes. Esto es una guerra contra una pandemia invisible. Pero señor presidente otro  enemigo invisible  son vuestros errores de gestión anticipación al coronavirus como la manifestación del 8-M. Y para terminar quiero sugerirle algo sobre la escena política actual que no me gusta...
   Pero aquí, me colgó el teléfono sin decir ni siquiera  ¡Vale!  Y eso fue todo lo que pasó señor inspector de guardia, manifiesto y me ratifico que es la verdad y toda la verdad, y no tuve intención de insultar ni ofender al presidente, la culpa de todo la tuvo la inexperta chica de la centralita de la Moncloa, que me pasó con el Presidente directamente.
–Señor Palmeral, me dijo el inspector después de firmar mi declaración- lo mejor es que se busque a un procurador y abogado para cuando se celebre el juicio oral, por si el toca un juez sahumérico.

 Ramón Palmeral
17-04-2020