lunes, 31 de diciembre de 2012

"Historia insólita de Nerja". Un libro maravilloso de Pablo Rojo Platero

PABLO ROJO  PRESENTA EL LIBRO “HISTORIA INSÓLITA DE NERJA”


(Foto de R. Holder,1968 en el libro de Pablo Rojo.  Una vecina de Maro que murió con 104 años)


El viernes 21 de diciembre a las 7.30 h de la tarde tendrá lugar, en la sala del Museo de la Historia de Nerja, la presentación del nuevo libro del investigador Pablo Rojo Platero, que lleva por título “Historia Insólita de Nerja”.
En este trabajo se recogen diferentes anécdotas de la historia local que son desconocidos y sorprendentes para el público. Muchos de ellos se refieren a interesantes historias personales, mientras que otros capítulos se adentran en el mundo de la fantasía y el mito que rodean algunos episodios de la historia de Nerja, como por ejemplo la leyenda de la Cruz de Pinto, la cripta y el túnel del Paseo, o la verdadera historia de Hernando de Carabeo.
El libro se adentra en un apasionante mundo de crímenes sin resolver, secuestros, contrabando y bandolerismos que eran el pan de cada día en la Nerja de los siglos XIX y principios del XX.
Del mismo modo se sumerge en el fondo del mar, frente a las costas de la localidad en busca de diversos barcos hundidos. La enumeración de las historias humanas que se recogen en este último trabajo de Pablo Rojo no tendría fin: Una esposa despechada que quiere acabar con su marido lanzándole explosivos, un alcalde asesinado a tiros por el administrador de Larios, un terrorista nacido en Nerja, una “niña monstruo” exhibida como una atracción de feria…Estas y otra muchas historias conforman una obra divertida, cargada de sentido del humor e ironía que despiertan la sonrisa del lector casi de modo permanente, si bien el autor hace hincapié en el rigor histórico que preside la totalidad del libro.
Del mismo modo la publicación cuenta con una buena cantidad de documentación gráfica y fotografías inéditas, muchas de ellas cedidas por el fotógrafo Robert Holder, quien recogió con su cámara multitud de escenas de la vida cotidiana nerjeña durante los años sesenta y setenta del siglo XX.
La edición de este libro, que había levantado gran expectación desde hace meses, se ha financiado en buena parte gracias a la colaboración de los comercios y negocios de Nerja, mientras que el Consistorio local y la Asociación de Empresarios también han prestado su ayuda a la consecución del proyecto.
Esta Historia Insólita de Nerja, que está dedicada a la memoria del historiador local José Adolfo Pascual Navas, recientemente fallecido, se pondrá a la venta durante su  presentación, y más tarde en diversas papelerías de Nerja y los alrededores. Precio de venta 15 €, gracias a que el libro ha sufragado su impresión con la inclusión en el mismo de páginas de publicidad de empresas de Nerja. Ayer se presentó en la sala de conferencias del Museo de Historia de Nerja el libro "Historia Insólita de Nerja", obra de Pablo Rojo, que se ha sumergido en los misterios y leyendas locales con soporte gráfico, entre otros documentos, de un buen archivo fotográfico de los años 60 de Robert Holder (y que sigue la senda de la publicación 100 años de Nerja y Frigiliana en fotografías). En el acto participaron además del propio autor, Pablo Rojo, la concejal de Cultura de Nerja Gema García, Jonathan Méndez, presidente de la AEN y Robert Holder, fotógrafo.
Otro libro de tema historico ambientada en l zona: El rey de los moriscos de Ramón Fernández Palmeral

jueves, 6 de diciembre de 2012

Teoría fundamental de la novela



La novela es un artefacto que te explota en las manos cuando toma vida propia. La construcción de una novela es un arduo trabajo, que requiere unos conocimientos previos. Los principios esenciales y fundamentales son:

 Historia, argumento y discurso.

Historia o historias:
Toda novela se compone  una historia profunda que es lo que la sustenta más múltiples historias superficiales, donde sabiamente el autor demuestra su talento y habilidad. Si creáramos una novela histórica es fundamental la documentación y el ambiente de su época.
Pueden ser historias únicas,  paralelas en tiempo, o dispersas

El argumento:
Se compone de proposiciones, demostración de las ideas, y razonamiento de las mismas.
Existen varios tipos de argumentación.

El discurso:
Se basa en la exposición de la ideas, expresión del pensamiento, la descripción, el diálogo.

En la novela distinguimos además: autor, narrador o narradores y narratorio.
Autor es el creador de la novela, que puede formar parte de ella o permanecer ausente.
El narrador quien la cuesta. Se pueden usar varias narradores o lo que es lo mismo polinarradores, para contarnos la historia o las historias. O una misma historia desde varios puntos de vistas poliédricos. A su vez podemos usar el narrador omnisciente y el narrador testigo de los hechos en distintas formas.
El narratorio, a bien se le cuenta la historia, que pude ser el lector o a otra persona y objeto.

Además de estos requisitos fundamentales se conocen otros conceptos como al ley del interés, la intriga, y lo que interesa al lector. Todo lector lee porque le interesa algúna tema, alguna historia o se siente cautivados. De aquí se desprende la idea de que desde el principio de la novela hemos de captar el interés del lector, y si es con la primera frase mejor.

LEER MÁS EN MI ARTÍCULO "Cómo escribir novelas y relatos"



La acción en la novela

La acción de la novela consiste en el movimiento de los personajes, desoplazamientos, en los continuos sucesos, a cuanta más acción y más aventura, más atención en la novela.
Es un juego de fuerzas opuestas o convergente cada escena de la acción debe ser una situación conflictiva, en la que los personajes confabulan, preparan o se enfrentan, disparan o muren (tan recurrido en el cine norteamericano). Son las funciones de la acción, que debe administrarse con una grafica de ondulaciones con sus tiempos de reflexión, descanso, preparación o premeditación de la acción.
La acción son los sistemas de fuerza que con inteligencia de su autor va exponiendo y desarrollado de una forma científicas, es decir, ocasionando impresión en el narratorio o en el lector.
Otros elementos son la intriga y el planteamiento donde los lector se le va racionando la información, según convengan, para mantenerles en el interés constante.

Los personales puedes ser el protagonista, principales y secundario, según la cantidad de veces que aparece en la novela. El antogonista o el obstáculo que impide la monotonía y la más; es el malo de la película. El ayudante o el amigo del personaje principal. El beneficiario de la acción, que puede ser la “chica en el cine” o el desvalido. La mujer, en toda novela es uno de los objetivos de conflicto, bien por ser pretendida por uno o varios pretendientes. La víctima o las víctimas de la novela policíaca debe ser original.

El narrador es quien cuenta la novela, los hechos en el tiempo, y el narratorio del destinatario de la narrión.

El objeto o leimotiv del beneficio de la acción debe ser importante, pues si el beneficio es leve interesa pocos, uno de los que más imponen, consiste en el protagonistas que hade salvar el mundo de una catástrofe, o de una guerra mundial, es leimitiv del James Bond.

domingo, 2 de diciembre de 2012

El desertor y la moza


 

¿En que estás pensando?, estoy pensando en las musarañas, y eso que es, nada cosas mías, pero algo será ¿no?, no es nada, tú sigue caminado que nos quedan dos leguas para Munerta. Es que si me callo y no hablo, pues se me hace el viaje más largo; tú como todas las mujeres lo que quieres es cascar para distrase con critiqueos, pues no, no te lo voy a decir, tú a caminar, a rezar  y a callar que ahorraeras callos en los pies que ya se está haciendo de noche, aligera. Si es que tengo que descansar, claro que si yo fuera hombre pues iría como tú sobre la burra y con las manos metidas en el bolsillo, ya lo dice el cura los hombres somos los reyes de la creación y la mujer salió de una costilla del hombre. Que no puedo más con el hato y me voy a parar, no te pares porque ya estamos llegando y te tienes que poner a trabajar; otra ves de puta no, que me no gusta como huelen los soldados que vinieron de Flandes; pero mujer es que no me vas a dar esta noche unos maravedíes para vino; no, sino me dices que son las musarañas. Me da igual, yo también los puedo ganar haciéndome el cielo, claro si encuentro a alguna alma caritativa en la puerta de la iglesia.

Melisa Arcantara era muy cabezona y no se le podía llevar la contraria, pensó que no quería llegar por la tarde a Munerta porque no tenía ganas de acostar con ningún borracho de ninguna venta.

Cecilio Gomapelada pensó que si se bajaba de la burra al llegar el pueblo estaría cansado de caminar y se dormiría en cuanto oliera el vino de taberna. Además no estaba bien visto que una mujer subida a la burra y hombre caminando detrás como un perro.

Nuestros vagabundos, caminaban por una senda en una llanura manchega, estaba entrando el otoño, y el frío del crepúsculo se hacía notar cuando el astro rubio se ocultara. El último mendrugo de pan se lo habían comido al medio día, y la tripas era ya un organo de catedral.

Estoy cansando de leer siempre los diálogos en estilo directo, por ello cuando tengo ocasión me pongo en la tarea de escribir en estilo indirecto libre. Me levanto, voy al frigorífico y me como una manzana, este tiempo suspendido ante el teclado del ordenador me sirve para volver a la narración con nuevas ideas, en esta historia que es verdad y que sucedió en el siglo XVI, en la peor crisis de España, y que he encontrado en una librería de viejo, que me cuesta traducir, y me obliga a hacer una versión actualizada.
 
Sabes que te digo Chato Mendrugo, que  me voy a subir en la burra. ¿Qué dirá la gente del pueblo si nos ven a los dos subidos en la burras, pobrecita la burra o..? Pues me niego a seguir, al menor sube el hato ¿no? Si me pongo blando tú te subes en la burra y me poner a caminar detrás de ti, no, que no.  Suelto el hato y voy a quédame a dormir en el campo, bajo ese olivo;  mujer, joder,  no te pongas a así que tenemos que ganar algunos maravedíes  en Munerta, además si nos quedamos aquí lo más seguro que los de la Santa Hermandad de Santiago nos muelen a palos, nos roban la burra y a lo mejor hasta te ponen un Sambenido,  Dirás que los voy a ganar yo con el coño, y un carajo, no me metas más miedo que ya he cumplido 23 años; mira que fina ella, si ya sabe contar, si tú no sabes ni quien es tu madre, ni tu padre, te recogí del Orfanato de San José en Valladolid. Mira quien va a hablar: un desertor del Rey, condenado a galeras y que abusa de una mujer; quién, yo,.yo..,. te refieres a mí, sí a ti proxeneta que eres un chulo; a que te  doy, que te doy no que te voy a arrear un mamporro.

Melisa soltó el hato que llevaba a la espalda y salio corriendo, lejos de las manos de Cecilio, pues tal era su enfado, que le iba a propinar un par de tortas. Cecilio tenía ya sus cuarenta años y no estaba para carreras. Era un fugitivo de la Justicia del Rey Felipe II, y no podía hacerse ver, por eso viajaba vestido con andrajos y en la cabeza un sombrero amplio de mendigo, pues su oficio era el de hacerse el ciego y pedir en lo pueblo…

 Esto ha sido solo una prueba del diálogo indirecto libre, a lo mejor mañana me entran ganas de seguir el relato de Cecilio del que cuenta el libro que se hacia el ciego y Melisa que iba de puta por lo pueblos de la Mancha en el siglo XVI.

Ramón Fernández Palmeral

viernes, 30 de noviembre de 2012

Colección de "CARTAS A ALICANTE"

9.-  ROMERIA A LA SANTA FAZ
        El misticismo de San Faz retumba en mi interior como una voz que me llamara al recogimiento y a la peregrinación más devota e ineludible, días después de cada Semana Santa.  En este día me veo forzado a bordar la calzada con mis pasos religioso de vía crucis, desde el Ayuntamiento hasta el Monasterio acompañando la comitiva oficial con mi caña y mi sayón negro, pasos silenciosos, mientras pensaba en ese rostro divino en el paño de la Verónica, y por un momento eludía los pensamientos mundanos y materiales, pido paz, ahora pico consuelo para el dolor de los enfermos y las víctimas de cualquier guerra, legal o ilegal. Sin embargo, ahora, las jugadas de los cóndrilos malgastados de mi rodilla derecha me impiden peregrinar, alcanzar las estaciones de las vía crucis, y el jubileo de la gracia,  respirar los olores del romero y el sudor de mis convecinos o de la tortilla de patatas. Caminaba solo entre la multitud, empujado por la fe que es solitaria e interior.
         Tras ocho kilómetros de alfombra asfaltada y cerrada al tráfico nos acercamos al Monasterio que fue construido en 1766 de estilo renacentista y fachada barroca, sobre la pila bautismal una placa de mármol da testimonio de que por allí rindieron visitas todos los reyes de España. En el solemne y eclesiástico interior trepan exvotos en ofrendas de mandas o favores recibidos. Detrás del ábside, una rica capilla, en la que se guarda con tres llaves la sagrada reliquia (un lienzo en el que la Verónica enjugó el rostro Cristo camino del Calvario). Cuenta la historia que la reliquia fue traída desde Roma en el siglo XV.
         Tres llaves guardan la custodia en la basílica de Santa Faz. Cuando abierta la puerta, el Obispo nos enseña a los feligreses la tan solemne y alabada reliquia, el romero florece en nuestros báculos de caña, y el señor Concejal de Cultura, responsable de la tercera llave, la abre, hemos conseguido el jubileo, y mis pecados anuales,  muchos que lo son, han sido perdonados, me siento libre  de culpa y lleno de una extraña energía que me servirá para celebrar un ágape entre amigos y familiares bajo los maltrechos y perseguidos algarrobos.  Por un día los coches han cedido su fuerza avasalladora y han sido domesticados por el poder extraño de un día de fe y romería reconfortante y reparadora, un día que nos hace olvidar el belicismo en que vivimos y el bombardeo de un estado permanente de campaña electoral.
         Pero si fuéramos verdaderos devotos, cualquier domingo nos debería valer para hacer una visita a la reliquia y pedir perdón por nuestros muchos errores morales y ético, y sentirnos verdaderamente aliviados de nuestro dolor de hierros y bridas entre las que vivimos.


miércoles, 28 de noviembre de 2012

El Manco del Arzobispo



   Cuando al fin la locomotora del tren pudo parar tras un largo y brusco frenazo con descarrilamiento, Aniceto Rodríguez,  cartero en el vagón de Correo del tren, no tenía la mano derecha en su sitio, sino colgado de una pecha, con el frenazo se bajó la ventana de cristal que hizo su función de guillotina al desplomarse por su propio peso y la inercia. Estamos en 1945 en una vía férrea cerca de Villar del Arzobispo (Gerona), son las tres de la madrugada, hace un frío que congela la nariz y el aliento, hasta tal punto que en un momento el vapor de la locomotora ha empezado a congelarse. Un viento de lobos no deja de aullar por las copas de los árboles, la frontera de Francia queda cerca, pero no tan cerca. Las otras noches hubo unos tiros, uno de los contrabandistas de el Cascanueces resultó herido.
  
   El cartero de la mano cortada no para de gritar, el jefe de la Estafeta le hizo un torniquete a la altura del brazo hasta cortar la hemorragia, maniobra que consiguió su fin. La sangre está pintando todas la cartas y todo el vagón dela Estafeta de una forma escandalosa, el rojo siempre es muy visible a los ojos humanos, y siempre es un traidor y da miedo.

   Cinco meses después el cartero estaba de nuevo dado de alta y trabajando, ahora le llamaban el Manco de Arzobispo, algo que re repateaba, pues no tenía si quiera un primo cura  ni nada que se le pareciera, pues estaba afiliado a UGT y su padre de la CNT guardaba cárcel en Carabanchel desde la guerra civil, por un montón de años.

   La cuestión es, que, ahora que estaba recuperado y trabajando de nuevo, después de haber salido de este grave accidente ferroviario, la mujer, Anita Castalanuca, de 25 años, morena guapa andaluza, se fue a Madrid, y se enamoró de ella un millonario, guapo, alto y con ganas de hacerla feliz e introducirla en la sociedad madrileña de aquellos años del estraperlo.

   Pero el Manco del Arzobispo de nombre Anceto por el lider republicano Alcalá Zamora, y de apellido Rodríguez porque no se podíae cambiar, no iba a renunciar a su derecho matrimonial, así que sin más, se despidió de su empleo de cartero en la RENFE y se fue a los madriles a buscar a Anita, y si hacía falta darle una puñalada trajera el millonario que le había quitado a lo que más quería, y su fuera poco se llevó consigo a la madre y la una tía Antonia.

Ya estaban los tres en el barrio de Lavapiés cuando…

Nota.-
La idea en todo relato es el conflicto, acción, no parar de una cosa a otras, los momentos de felicidad son pocos, todo ha de transcurrir con problemas y sucesos, esto es un ejemplo de relato en el que el lector de dejará de leer. El autor no se puede andar por las ramas. Un ejemplo no tenemos en las telenovelas, siempre pasa algo. Lo de domrirse en los laureles, lo de andar por las ramas es cosa de novatos.

Relato de Ramón Fernández Palmeral


viernes, 23 de noviembre de 2012

Frigiliana en el Diccionario Madoz

Datos de la localidad: FRIGILIANA (Málaga)


Vecindad con ayuntamiento  en la provincia  y diócesis  de Málaga  (9 leguas), aud.  terr.  y ciudad g. de Granada ( 1 1 ) .  partido  judicial  de Torrox (1 1 / 2 )  Situada en forma de anfiteatro, á la falda meridional de un cerro, llamado del Castillo, en cuya cúspide se ven las ruinas de uno que hubo antiguamente; su CLIMA e s de los mas benignos.  Tiene 680 CASAS, de ningún mérito, que componen diferentes calles irregulares; una escuela de primeras letras, iglesia  parr.  (San Antonio de Padua), de segundo ascenso, servida por un cura, un sacristán, un organista y dos acólitos; y una ermita (San Sebastian), al S. de la población y á su entrada, hallándose junto á aquella un espacioso cementerio, construido el año 1834, con motivo de la epidemia del cólera ; una fuente dentro de la v. para el abasto del vecindario, y varias otras en el término, todas de aguas potables; cerca de lo mas encumbrado del cerro, que dejamos mencionado arriba, hay una laguna que, con objeto de favorecer el riego en los años de sequia, abrieron los vec con ayuda del señor terr., que lo es el duque de Montellano ; las aguas que en ella van á depositarse son tomadas del r. Marmol, á dist.  de 1 1/2 leguas  de la población, y conducidas por medio de una acequia que serpentea en distintas direcciones por las cañadas de la sierra. 
 Confina el término  N. con los de Alhama y Competa ; E. y S. Nerja, y O. Torrox.  El TERRENO es escabroso y las tierras de regad"io, que generalmente son fértiles, están en forma de gradas, á escepcion de algunas cañadas entrellanas; le bañan el r. llamado Rio-seco y el referido Marmol; aquel dist.  1/2 leguas, y que corre por los confines de los término  de Torrox y Nerja ; no lleva agua mas que en los inviernos lluviosos; y este de curso perenne sirve para el riego y dar movimiento á las fáb.  que abajo se indicarán, pasan lo a espaldas del espresado cerro á una profundidad de mas de 4 0 0 pies; hay ademas de estos rios 2 arroyos que van á desaguar en el Rio-seco, teniendo su origen el uno, que dicen del Doctor, á la salida de la v. camino de Competa , y el otro en un molino de papel; los veciudad  se surten de cuantas maderas necesitan para la reparación y construcción de sus edificios, de un monte, de propiedad del señor terr., poblado de pinos y esparto, CAMINOS los de pueblo á pueblo, que son todos de herradura y ásperos, CORREOS la correspondencia se recibe de Velez-Málaga, mediante un propio que manda el ayuntamiento.
 
 P R O D U C C I Ó N  trigo, cebada, habichuelas, garbanzos, batatas, vino, aceite, azúcar, higos y pasas l a r g a s , de sol y de moscatel; caza de perdices, conejos aunque pocos, cabras monteses, lobos y zorras, y pesca de anguilas y galápagos, I N D .  la agricultura, 2 fab.  de azúcar, un molino harinero y olro de papel de estraza, á cuyas máquinas dan impulso, como se ha dicho, las aguas del r. Marmol.  3 fáb. de jabón d u r o , muchos telares de lienzo que se consume en la pool., un molino de aceite y bastante arriería, COMERCIO la estraccion de azúcar, miel y otros frutos del p a i s , y la importación de aceite, trigo y cebada, P O B L .  661 v e c , 2 , 5 9 6 almas  CAP.  PROD.  5 .  5 6 0 , 0 0 0 reales  IMP.  2 0 , 3 0 0 .  Productos que se consideran como cap.  imp.  á la ind.  y comercio 4 9 , 3 9 0 reales  CONTR.  4 2 , 2 2 6 reales  y 4 mreales El PRESUPUESTO MUNICIPAL asciende á 1 3 , 0 0 0 r s .  , y se cubre por reparto vecinal.
 
 .......................El Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar es una magna obra publicada por Pascual Madoz entre 1846 y 1850. Compuesta por 16 volúmenes (Madrid, 1845–1850), analiza todas las poblaciones de España. Supuso en la época una mejora importante respecto al Diccionario geográfico y estadístico de España y Portugal, que había terminado de publicarse en 1829 por Sebastián Miñano.
También conocido como «el Madoz», es una obra a la que según su propio autor, se dedicaron 15 años, 11 meses y 7 días de trabajos literarios. En esta tarea le ayudaron más de mil colaboradores y veinte corresponsales: «No soy yo el autor del Diccionario Geográfico, Estadístico e Histórico: esta gloria corresponde a tantos y tan distinguidos colaboradores que he tenido en todas las provincias y a los buenos amigos que han trabajado en las oficinas de mi redacción, cuyos nombres, los de aquellos y los de estos, figurarán con los de los corresponsales de Cuba, Puerto Rico y Filipinas en lugar oportuno; corresponde a todos los Gobiernos que se han sucedido desde 1836 hasta el día, porque todos sin distinción de colores políticos, han secundado noble y lealmente mis esfuerzos».
Esta obra todavía es consultada por los historiadores, investigadores y arqueólogos, ya que contiene interesante información sobre ruinas, restos y posibles yacimientos arqueológicos con la descripción que en aquel entonces éstos presentaban.
 

domingo, 11 de noviembre de 2012

Presentación del libro "Carlos Fenoll: trayectoria vital y poética"


El 8 de noviembre se presentó en el Auditorio de la Lonja de Orihuela el libro "Carlos Fenoll: trayectoria vital y poética" de Ramón Fernández Palmeral, editado por la Concejaía de Cultura del Ayuntamiento de Orihuela. Ir al portal de centenario del I Centenario del nacimiento de CARLOS FENOLL.

 VENTAS.











lunes, 17 de septiembre de 2012

En el hemitórax derecho

A las 17.30 del día 10 del actual, Ramon Jackson de 23 años de edad, blanco, entró en la farmacia Caffarem de la calle 33 del barrio de Brooklyn Nueva York y disparó contra el dependiente Elias Fernández, de 27 años edad, de origen puertorriqueño, causándole la muerte por disparo en el hemitórax derecho. Las puertas de la farmacia se cerraron automáticamente y Jackson quedó encerrado dentro de la farmacia como un zorro en un cepo. Cuando llegaron los coches de policía con sus sirenas al mando del oficial Daniel Bouricam, del Departamento Forest Hill Polices, Sección Atracos, Jackson puso el arma en el suelo, un revólver cromado Mangum calibre 38, aún estaba caliente, se subió los brazos a la cabeza y, sin resistirse, se entregó, se dejó esposar por el sargento David Newman, un veterano policía con treinta años de servicio.
Al salir el preso esposado con las manos atrás el público curioso que acordonaba la zona, increpó a la policía con insultos para que le soltaran. Una vez en la Comisaría Forest Hills, y tras leerle sus derechos, el oficial teniente Boirucam le interrogó “¿Por qué lo has hecho, qué te ha llevado a cometer un crimen?” Jackson, tenía las manos atrás y sentía el dolor de las esposas de plástico blanco en las muñecas. “Si me da un cigarro y se lo contaré todo”. Hubo un momento de silencio, la habitación de interrogatorios estaba acolchada de un gris plomizo y con algunas manchas de sangre en las paredes.
Cuando Jackson le dio la primera calada al cigarro respondió con descaro “Le disparé
porque cuando le pedí que me diera el dinero de la caja, me lo tiró a la cara con desprecio, y yo no le aguanto a nadie semejantes humillaciones”.
En la ficha policial de Jackson contaban múltiples delitos menores por tráfico de drogas, tirones y algunos robos. Cuando su padre se separó de su madre le metieron en un Orfanato, pertenecía a una familia desestructurada, cuando salió acabó en un Reformatorio de menores, nunca había cometido un delito de esta gravedad.

Por Ramón Fernández Palmeral

sábado, 15 de septiembre de 2012

LA MANO QUE ME ENCONTRÉ

Por Ramón Fernández Palmeral

Una vez me encontré una mano. Bueno pero no sé muy bien dónde estoy, la habitación es como un laboratorio de un blanco algodón, me hallo aturdido, las luces son demasiado fuertes, noto calor. Hola... hola... dicen que me llamo....me llamo... Ra... Ramón Jackson. Me miro, me encuentro distinto, levitando. Miro mi documentación, hay un nombre y una foto que es la mía, me llamo Ramón, una silueta gastada, eso es lo que soy, una silueta en un documento. A los cinco munutos miro otra vez mis manos, me doy cuenta de que no son las mías, este cuerpo no lo conozco como propio, no sé quien soy, ni lo que hago aquí, en esta casa-laboratorio en este folio en blanco, dos niños me llaman papá o Rámon y me veo obligado a responder. No me acuerdo de nada. ¿Quién soy y qué hago en esta casa? Hay dos jóvenes de veinte años que me llaman papá, una mujer morena que me llama Rámon –acentuado en la “a”-, tengo una venda en la cabeza, y un dolor en la rodilla derecha que me impide caminar.
No recuerdo nada de mi pasado, sé hablar, escribir, pero no soy capaz de recordar nada, he olvidada cómo se hace, cómo se recuerda, no puedo sintonizar con mi pasado. Pregunto qué me ha ocurrido, la mujer que dice ser mi esposa, me asegura que me dispararon unos delincuentes para robarme, me dispararon en la cabeza con suerte no me mataron, me hirieron en la sien derecha, la bala me pasó de refilón, de suerte no me mataron, pero he estado en coma profundo cerca de dos meses en un Hospital, puedo recordar desde que desperté en una habitación rodeado de tubos, sueros, una bládula o aguja larga hipodérmica para sueros en una vena del brazo, respiración artificial y enfermeras. Me siento como si tuviera la personalidad de otra persona, como si me hubieran mudado el cerebro en otro cuerpo.
Un flash de imágenes se me vienen a la cabeza, son gentes de un submundo que veo azul, una azul muy intenso, veo a un grupo de hombres que me persiguen y no sé porqué, me buscan por todas partes, soy el único ser vivo en un planeta desconocido, me parece todo desconocido. Alguien me habla, siento que alguien me manipula, que quiere que haga cosas, que recuerde momentos de otra mente, alguien me está creando nuevos recuerdos y me resisto, ese alguien debes ser tú: Ramón un se en paro que escribe novelas para evitar tener que buscar trabajo, un creador, un escritor de novela fracasado, estoy en tus manos, me has a creado a tu capricho, lo sé. No te ofendas por lo que digo, has de seguir amueblando mi cabeza de recuerdo, darme una memoria con la que me identifique, no puedes dejarme aquí en un boceto, sin terminar, sin memoria.
Tengo imágenes de un cura que tienen una goma en la mano, me da vergajazos, no sé porque, delante de alumnos impasible, es una clase, una aula de un colegio que no sé ni donde está ni a donde pertenece, pero yo soy el crío de once o doce años, al que están pegando...
El olor de un puchero, me trae el recuerdo de una mujer mayor con pelo blanco, estoy en una cocina de un piso pequeño. Cómetelo todo, come, que te vas a quedar como..., no sé que más quiere decirme.. Me duermo y me despierto en medio de un sueño donde me he quemado con la leche.
Cuando saqué el cubo del pozo de agua dentro venía una mano, para mi asombro tenía una anillo, era un anillo de casado, por un momento dudé que fuera mi propia mano, en el anillo venía la fecha de mi casamiento: 2 de Mayo de 1990. Salí huyendo, la casa tenía un jardín, la gente casi no se daba cuenta de mi presencia, vuelvo a tener sueños. Hola, hola, soy Ramón Jackson producto de un relato de un escritor fracasado... no hay que preocuparse solo soy ficción, un personaje literario de un relato extraño, y sin acabar, un proyecto, nada más.
Me encontré una mano y no sé si era la mía hibernada o la mía de un siglo atrás.

PD.- El día 23 de Abril del año 2080, sacaron de un cilindro de hibernación la cabeza congelada de Ramón Palmeral, fallecido en 1995. Se ignora si la cabeza sigue pensando.


NOTA PARA INERNAUTAS.-
Todos mi relatos son antiguos y están registrados en la Propiedad Intelectual.




lunes, 3 de septiembre de 2012

¿Cómo escribir relatos? LA BAÑERA MÁGICA

¿Cómo escribir relatos?

Si empezar bien es importante, el final lo es aún más. Hay que crear espectativas a la lectos, y luego dar una solución final inesperada con cierta lógica. Ten encuenta que escribir es como jugar al ajedrez contra otro, por eso has de ser más inteligente que él. El lector es tu rival.


ESPECTATIVAS:

Cada mañana al levantarme aparecía el mismo problema de siempre: agua en el suelo de la bañera, en el comedor y en la biblioteca. Primero recogía el agua con la fregona, después me lavaba, me afeitaba y me iba al trabajo. Por las tardes venía mi amiga Julia a casa, leíamos, veíamos la televisión o charlábamos un rato sobre nuestros proyectos futuros. Cuando descubrimos lo que pasaba, lo vimos como lo más normal, incluso me preguntaba ¿Quiénes se bañaron anoche? Y yo le contestaba: pues Dikens, Cervantes, Muñoz Molina o Kafka...

Y así pasaban los días, cada mañana la misma faena, me tocaba limpiar con la fregona el agua del suelo, un agua enjabonada y resbalosa.

Una noche que no podía dormir por culpa del estómago, pesadez, me levanté para tomar bicarbonato y al pasar por el cuarto de aseo me encontré a un grupo de escritores del romanticismo en la bañera: Espronceda, Larra, Zorrilla y el Duque de Rivas, no me dieron ni las buenas noches, ellos a lo suyo, a bañarse. Luego me dormí y desperté, a las 8, una hora más tarde de lo normal, me había quedado dormido, llegaría tarde al trabajo y no limpié al agua de la bañera, como siempre, ni del comedor, ni la que inundaba la biblioteca.


Cuando por la tarde llegué del trabajo, Julia me echó la bronca.

- Tu sabes que esto no puede seguir así, esto es una locura. Además no limpias el agua y alguien se puede dar un resbalón.

- Tienes razón, hay que ser realistas, razonemos, pidamos consejo a un psiquiatra, porque esto es de psiquiatría, ¿digo yo, o no?

La casa se llenó de especialistas en parapsicología. Nadie entendía que mi bañera se hubiera convertido en unos baños termales para escritores. Pero no encontraron solución alguna al caso y todo siguió igual.



RESOLUCIÓN INESPERADA:

Julia volvió a la carga, lo que no puede ser -me regañó- es que cada noche los libros salgan de las estanterías, se bañen tranquilamente y al salir no se sequen, y mojados vuelvan a sus sitios. Lo normal es que cuando se bañen se sequen con la toalla. No pido más, esto es muy peligroso, un día me voy resbalar y me voy romper la espalda. Chantaje emocional.



PARA AMPLIAR INFORMACION, OS DIO ESTA DIRECCIÓN: ¿Cómo escribir novelas y relatos?

Código de barras para descargar esta página



lunes, 20 de agosto de 2012

"El asesinato de la Virgen María". Relato corto

Cada año en Riogordo (Málaga) y durante la Semana Santa se recrea en vivo la Pasión de Cristo.

Adoración Martina “La Picona” apareció asesinada en un descampado del pueblo de Riogordo, en el corazón de la Axarquía. Tenía 19 años, era morena y con un rostro angelical, había sido seleccionada por un jurado popular para representar a la Virgen María durante El Paso, que se representa entre el Viernes al Sábado Santo.
Le conocían por “La Picona” porque era descendiente de unos carboneros de la Sierra Tejeda, y como vendían picón (carbón vegetal menudo) a domicilio para los braseros. Matías Pozico, la encontró en el vertedero y llamó a la Guardia Civil del pueblo, cuando le fue hecha la autopsia descubrieron que había sido violada y estrangulada. El atestado del Comandante de puesto de la Guardia Civil se titulaba: "Diligencias instruidas por el supuesto asesinato de la Virgen María".
Todo el pueblo se volvió loco de odio y de indignación, se corrió la voz por el pueblo y por la comarca, la gente decía “Han matado a la Virgen María”.
Los del pueblo sí sabían que se trataba de “La Picona”, pero en cuanto los titulares de la prensa provincial lo titulaban: “Han matado a la Virgen María”, confundiendo a los lectores foráneos, que so sabína si se referían a la autentica madre de Dios, o a una chica de pueblo que iba a representar por dos días a la Virgen.
En cuando el Obispo de Málaga leyó el recorte de prensa que le había hecho llegar su secretario particular, exclamó: “Es que la gente se ha vuelto loca o qué…, si la Virgen María no es una persona, sino una divinidad”.
-Que me pongan con el Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil”
-¿Con Los Ángeles?, eminencia?
- No, con la Guardia Civil de la Tierra, de Málaga.
-Perdone, por la elipsis, eminencia pero es que la Comandancia de Málaga se llama de “Los Ángeles”.
-Antonio –dirigiéndose al Coronel-, que soy el Obispo, he leído la noticia del asesinato de la Virgen María en Riogordo, ya sabes donde se celebra la Pasión de Cristo en vivo y en directo, ¿puede decirme qué ha pasado?
Después de explicarle el coronel al Obispo lo que había pasado, se queda indignado pero más tranquilo, “menos mal que estos cristianos de la Axarquía no ha cometido un asesinato celestial”.
Empieza la investigación por parte de un equipo especializado de la Policía Judicial venido de la capital, pero quién podía ser el autor de semejante salvajada. La gente, en sigiloso secreto, empieza a dar nombres de posibles sospechosos, entre los se barajan los nombres de: un emigrante marroquí, el novio de la chica y un ex policía con antecedentes por pederasta. Estos tres sospechosos son retenidos e interrogados, pero hoy había pruebas, y cuando no hay pruebas, la Justicia no puede actuar.
Un “Picón”, hermano menor de la asesina, angustiado por el suceso, se vuelve medio loco, coge la escopeta de caza y salió a la plaza de Riogordo a matar a alguien, al primero que se encontrara. Otra vez la Guardia Civil, interviene y lo detienen.
Daba la casualidad que estaba Canal Sur televisión para firmar un documental, y la noticia sale a los medios de comunicación de todas España. Mientras tanto, en el pueblo hay un ambiente xenófobo. Después de la misa de la difunta, la gente alborotada y los oportunistas queman varios coches, hacen una manifestación, se encierran en el Ayuntamiento, crean una plataforma de ayuda a la familia. Uno vecinos acusan al vecino marroquí, que por ser musulmán le acusan de herejía y apalean en la calle. El ex policía es detenido, y el novio desaparece del pueblo. Todo parecía estar claro, uno de los tres era el violador y asesino de “La Picona”
La cuestión es que la función de La Pasión tiene que celebrarse el Viernes Santos, faltaban unos días, hay que buscar a otra chica que represente al Virgen, nadie se quería presenta porque se había corrido el bulo de que el móvil principal de este asesinato y violación era la de un maníaco psicópata que estaba en contra de la Virgen María, fuera quien fuera iría a por ella.
Daba la casualidad de que cabo de la Guardia Civil, era una mujer, recién salida de la Academia de cabos, y para no exponer a otra joven vecina, el coronel don Antonio ordenó que el cabo de la Guardia Civil representara de Virgen María. Y así se hizo.
La Pasión tiene 14 actos, en el primero, de portal de Belén no sucedió nada, ni en el segundo ni en ele tercero, pero en el cuarto acto, la Circuncisión de Señor, y cuando le tocaba al Sumo Sacerdote prepara los instrumentos sagrados cortantes, simuló un desvanecimiento, y al caer al suelo, se le acercó la Virgen María, que era el cabo de la Guardia Civil, y recibió un apuñadad en la pierna, el cabo le hizo una llave y le retorció el brazo, San José y los hermanos de éste, lo controlaron.
El quitarle el gorro y la barba al Suma Sacerdote, se descubrió que era Juan Acostadez, el sacristán del pueblo, quien confesó ser el violador y asesino de “La Picona”.

Autor
Ramón Fernández Palmeral.
Alicante, 1 de abril 2008

"De cuando fui mortal". Relato corto


DE CUANDO FUI MORTAL



1
La primera vez que hice el amor, cuerpo a cuerpo, fue con Beatriz Ayala, una dama de Toledo, no muy agraciada. Aquella vez me sentí humano, terrenalmente mortal, noté un calor nuevo y volcánico, y los latidos de mi corazón de piedra empezaron a aporrear la lápida de mi pecho toda de alabastro, toda insensible, y, sentí por un breve momento un desconocido cosquilleo en las ingles, un placer único y nuevo, un extraño batir de alas y coronas. Ahora estoy aquí castigado, pasando frío en el pórtico de la catedral de Toledo, añorando de cuando fui un hombre mortal.
Aunque lo ángeles no tenemos sexo. No obstante, siempre presentí, sin saberlo, que pertenecía al sexo masculino, lo noté sencillamente en mi aspecto físico, en mi falta de pechos, la corpulencia de mis hombros y la extensión mis alas, mas la estrechez de mi cintura. Esa mítica leyenda de que los ángeles no tenemos sexo es un tomadura de pelo eclesiástica. Esto del tamaño del pene es un gran tabú y un gran problema. Mi padre-escultor se olvidó de ponerme un miembro viril, y en su lugar puso una bellota pequeña con sus hojas de encina; sin duda mi padre no era el Dios creador, porque el Padre jamás se hubiera olvidado de un detalle tan vital y reproductor de la especie, sino que mi padre-escultor debió ser un santo medieval y pudoroso.
Pasada aquella corta ya lejana sensación carnal e inexplicable, deseé con todo el poder de mis alas, ser un mortal para siempre, con todas sus flaquezas, vidrio frágiles inseguros, complejos e inseguridades, mortal a tope como cualquier hombre que siente las humillaciones y el desprecio de los demás. Recuerdo haber sentido en el sustrato de la columna vertebral, lo mismo que sienten los humanos cuando sueltan ese instinto básico y casi salvaje del enamoramiento, casi suicida, casi brutal, casi animal a la hora del cortejo previo al acto nupcial.


2
Mi historia empezó cuando un día mi cuerpo de alabastro se convirtió en carne, en huesos y tomó prestada un alma. Mi vida terrenal comenzó en Toledo, una mañana de septiembre de 1600, cuando a través de las coloreadas vidrieras que difuminan los colores y los une en cuerpo de aire, me llegó a los ojos un rayo de luz multicolor, la luz de todas las luces juntas, esa luz procedía del rostro del cristal de una representación del Todopoderoso, un pantocrátor, un rayo de luz divina y directa, única y seleccionada, ese haz de luz de luces, se posó sobre me mis ojos duros de alabastro, y al calor de la vida mi ojos empezaron moverse y a ver el terrenal mundo. Desde el pedestal salté al suelo y me resentí del salto en cuanto puse los pies en las fría losas de la catedral, y mis huesos entumecidos de los siglos no aceptaron la nueva forma de caminar bípeda, cuando lo único que sabía hacer era volar. Me erguí con el esfuerzo de los primates. Era un hombres y me sentía extremadamente feliz de serlo, una satisfacción indescriptible, un ser nuevo nacido del alabastro que no tiene memoria ni pasado ¡Soy un hombre! Grité de alegría, era lo más grande que me había pasado jamás. Ser hombre es uno de los regalos más grandes que un ser puede alcanzar.
La primera mujer con la que me topé en la catedral tenía el rostro cubierto por un velo y exclamó una frase que no comprendí: al fin lo conseguí. Nada más erguirme me extendió su mano. Demostró ser muy piadosa conmigo, una santa guapísima, en el sentido amplio de la palabra, cubrió mi desnudez con una capa, me sacó de la oscura catedral y me condujo por empinadas callejuelas estrechas y empedradas, cuando anduvimos dos calles entramos en el portal de una casa, era un palacete, pero al verlo me dio la sensación de haber perdido el lujo y la grandeza del lugar donde yo vivía convertido en alabastro.
-Me llamo Beatriz, si necesitas algo me lo pides, ¡estas helado!, -exclamó la dama que parecía conocer mi pasado de piedra, de cuando yo fui de alabastro en la catedral. Era una mujer joven, no muy agraciada, con leve cojera. Al contemplarme desnudo preguntó sorprendida ¿a caso eres un ángel eunuco? En mi inocencia no sabía qué responder, no, soy un hombre normla, no lo ves. Ella dijo que no le importaba que lo que en realidad necesitaba era un hombre que le diera cariño, que le escuchara, que le cortejara y le hiciera compañía en la tardes triste del otoño.
No dejé de pensar en que me faltaba lo más valioso en un hombre: su miembro viril, en realidad me falta todo, no tenía nada de nada. Yo sería perfecto si he hubieran esculpido un miembro viril, aunque fuese pequeñito como el de las estatuas griegas, del tamaño de una bellota. ¿Se conformaría Beatriz con un eunuco, por mucho que ella dijese que estaba falta de cariño?
Pensé en mi creador-escultor, por qué se había olvidado de algo tan principal, muchos cuadros de las iglesias lo tienen a la vista. Me acudía una persistente idea: la de buscar a mi creador-escultor para pedirle un objeto viril entre las piernas. En el empeine del pie izquierdo tenía yo tatuado el hombre de mi creador, una firma testigo de su obra. Se llamaba A. Mena, y ese nombre debía ser suficiente para embarcarme en su búsqueda.

3
Empecé a tener una sensación de flaqueza y movimientos involuntarios en mi estómago, tenía hambre, sentí vergüenza y miedo cualidades ineludibles de que era ya un hombre, aunque fuera a medias. Le expliqué a Beatriz lo que me pasaba, ella me trajo un plato de algo color rojizo con formas redondas que flotaban, algo imposible de tragar. ¿es que no te gusta el potaje de garbanzos, te puedo hacer duelos y quebrantos? Cómo era posible que se pudieran comer los huevos, la esencia de la vida, la germinación de los cuerpos, le dije que no, que no podía tragar aquellas cosas producto de un salvajismo culinario, pedí fruta y me trajo manzanas de Eva y membrillos de la Mancha.
Cuando comí dos o tres libras de fruta, entré dentro de un limpio jubón, calcé bordeguís y me sentí incómodo. Llegó la hora de las preguntas. ¿Cómo había logrado mi resurrección?, Beatriz agachó la cabeza, dudó en la respuesta. Le obligué a responder con elogios a su inteligencia, cedió a contarme que ella había conseguido un sortilegio mágica para transformarse en humano. Jamás pensé que mi materialización carnal fue producto de un sortilegio. ¿O sea, que yo me aclare, quién puede tener tanto poder?. Me contó que fue gracias a la mediación de un alquimista judío. O sea que le debo la vida humana a un alquimista, y no al rayo de luz divino y creador de las vidrieras de la catedral. Por sin confesó que me había elegido entre los demás ángeles de alabastro simplemente porque le agradaba mi aspecto atlético, que desde niña me adoró en el ábside, que se sentía sola y desgraciada, no tenía pretendientes por su defecto de una cojera, que me eligió a mí, un ángel rubio, de ojos azules, bien parecido, de 1’90 de altura y fornidos brazos, sin embargo, inexplicablemente, ella no quería mi sexo, sino compañía para pasar las largas horas de soledad. Lo de mi sexo le importaba un comino, pero no a mí, yo quería comportarme como un verdadero esposo y no un eunuco de harén.

4
Tomé la decidida determinación de dotarme de un miembro viril, le pedí a Beatriz me ayudara a buscar al maestro escultor A. Mena, hicimos todo tipo de gestiones en los talleres de Toledo, las respuestas fueron diversas, primero que no le conocían, luego un estudioso del arte afirmó que el escultor Antonio de Mena falleció en 1520, es decir, más o meno, después de que me creara con su cinceles de acero toledano.
Ahora solo me quedaba buscar al alquimista judío que, incomprensiblemente, me dio la vida, Beatriz, se negó a revelar su nombre, era un secreto. Yo sentí la fuerza de la razón. Como alternativa tenía que buscarle como fuera para que me pusiera dar un miembro viril con otro de sus sortilegios. Lo busqué por todo Toledo, al fin le encontré una tarde cerca de la casa de El Greco, fuera de las murallas de la ciudad, vivía en una la buhardilla llena de cristales y tubos, le pedí un miembro viril, a cambio me pidió veinte ducados, yo no tengo dineros, soy un ángel recién salido de la catedral y usted lo sabe, mi ira se volcó sobre su negativa y discutimos, le empujé apenas sin hacer fuerza, la inercia hizo recular y se dio en la cabeza contra un armario, cayó herido al suelo, inmediatamente un fuego pendió la buhardilla, no me dio tiempo a salvarle, las llamas me señalaron la puerta de la huida.
Al salir de la buhardilla incendiada yo me había convertido en un asesino. Todas las nobles y pías piedras de Toledo, se convirtieron en leones, arpías, monos o grifos, incluso las de la casa natal de El Greco, se tiraron a las calle a perseguirme. Miss alas, que nunca tuvieron nostalgia del altos vuelos, no me elevaban los suficiente, las aves que picoteaban las plumas, me estaban desplumando a picotazos, como pude logré dar grandes y torpes saltos de huida..., y las águilas de los escudos de piedra empezaron a tomar vida y a perseguirme. Los yelmos heráldicos labrados en los dinteles de las casas me incriminaban: eres un asesino, no escaparás. Las gordas y mancas columnas de mármol se contoneaban pretendiendo cerrarme el caso.


5
....salté por los tejados de los palacios de Toledo, salvado de los carruajes, acémilas y caballerías. La justicia me perseguía. Por fin llegué al tejado de la casa de Beatriz, me oculté dentro de un gran arcón con tachuela de hiero, hasta las campanadas de maitines. Al salir del arcón noté entre las piernas una bellota, la tristeza de mi acción criminal quedó aminorada por la alegría de aquella pequeña fruta en la ingle. Con mucho contento busqué a Beatriz, callé sobre la desgracia del alquimista, besé a la santa mujer, temí que ella me tocada el ridículo miembro, no obstante mi alegría era tan mayúscula que la vergüenza fue disimulada, cuando le llevé su mano blanca a la ingle, aquella bellota era ya un plátano, había crecido y mi contento desmesurado, por fin era un hombre completo, aquella tarde hicimos el amor con gran gozo.
Por la noche aquello que era una bellota se había convertido en una especie de pepino, estábamos, ella y yo muy contentos por la dotación, pero al día siguiente, el miembro viril no había vuelto a su estado de sopor, sino que era más largo, tan largo como preocupante, ni el agua fría, ni otras soluciones reducían el tamaño. Dos días después no tenía reposo sino un miembro algo parecido al de un de burro o salchichón de Salamanca, imposible de ocultar bajo el sayo. Era preocupante aquella metamorfosis, Beatriz ya no estaba feliz, se quejaba de dolor, no sabía comparar si aquel estado de mi miembro era normal, jamás había visto el de otro hombre. Al tercer día se había vuelto irreconocible, empezaron a salirle escamas como a las serpientes. Por la noche mi pene se enrolló a mi cuello e intentó estrangularme, me asfixiaba el cuello con sus cuerpo de culebra, en un pulso terrible, luche por la propia vida, sin duba había sido objeto de alguna maldición.
Mi largo, musculoso y temible pene de cobra parecía tener vida propia, debía que buscar una pronta solución. Por un momento me arrepentí de ser hombre, menudo castigo debían tener todos los demás humanos. Pedí al Todopoderoso que perdonara todo mis pecados y me convirtiera de nuevo en un ángel de piedra en un rincón de la catedral de Toledo. Pero no me oyó, ¿cómo me iba a perdonar después de todos mis pecados mortales de necesidad? Sin embargo, en pesadillas inacabables, llegué a preguntarme y a dudar si en realidad fue el Todopoderoso o el mismo Satanás quien me dio vida terrenal.
Tenía miedo a quedarme dormido. No fuera a ser que el largo rabo del demonio volviera a tomar vida propia y me estrangulara. Lo até con un lazo de seda a la pierna. Beatriz no lo había visto en su última deformación, pero mis deseos de una curación y su insistencia, dejé que lo viera junto a un galeno, me subí el sayo, lo desaté del lazo, y cuando ellos lo vieron, sus caras quedaron horroriza, ¡socorro!, gritaron al unísono y salió de la alcoba despavoridos, cuando yo miré abajo, el miembro viril y criminal se me revolvió, tenía una cabeza como una manzana con la forma de un demonio con la boca abierta, era un demonio rojo... se lanzó de nuevo hacia mi cuello, caí al suelo, forcejeé con él, me vencía, las alas no me servían para nada, me asfixiaba, deambulé hasta topar mi mano con una daga, era yo o él, así que sin poder aguantar más lo corté de un tajo por la raíz, desde mi pubis. La sangre salpicaba las paredes, aquella cosa rugía, me soltó, de repente fue convirtiéndose en un pájaro nocturno, elevarse hasta salir por el techo rompiendo al artesonado de madera, cuando estaba a cierta altura explosionó como una lombarda.
Revolcándome en la alfombra de un dolor insoportable, llegué a la ventana con intención de saltar por ella, no podía aguantar por más tiempo aquel dolor. Al llegar a la ventana, mis ojos se cegaron de un rayo de luz negra, intensamente oscura: la ceguera.
Ahora, en el 2007, sigo siendo un pequeño ángel de alabastro con los ojos vendados, castrado y helado de frío en el pórtico de la catedral de Toledo, sin duda castigado de cuando fui mortal.



Posdata.-

Luego a escocerme como huevos hervidos, era señal evidente de vida puesto que la vida es dolor, más tarde llegó la luz a los ojos y empecé a ver la penumbra de la gran casa de altísimos techos, vivía en una casa riquísima atiborrado de tallas, cuadros, columnas, oro, plata, mármoles de todo los colores con olor rancio y penetrante a algo que llamaban resina de incienso. Luego el rayo fue bajando por mi pecho y empecé a respirar, a notar calor, seguidamente pasó por mi vientre y me entró un hambre terrenal, continuó por las piernas y se saltó la parte de mi sexo. El silencio de la gran casa era sobrenatural, un coro de frailes cantaba una monótona oración ininteligible, el humo de las velas me empachaba y me ennegrecía, aquí arriba, colgado, era imposible respirar, su eminencia el arzobispo, u ordenanza de Dios, debía hacer algo para que prohibiera encender velas dentro de los templos. Cuando me vi que no hacía nada allí colgado en el ábside central y el peso de mi cuerpo hacía ceder la resistencia de mis brazos, salté al suelo,
Aquellas palabras me produjeron un asombro casi irrisorio, puesto que lo normal es que la gente se asustase, al verme allí, en el suelo, de pie, con alas y semidesnudo, con el cuerpo ennegrecido del humo de las velas, sentí el ridículo.
Ella me cubrió con un manto ceremonial y salimos del gran templo por una de la puerta de una sacristía. Ella me indicaba el camino a seguir cogido de la mano. Al salir a la calle noté en mis pies descalzos el frío del suelo, la luz potente del día empezó a molestarme y me embocé la cara con el manto, las calles olían excrementos secos de caballos, en mi boca notaba la disolución del aire, pero sobre todo
Empezaban sobre mi cuerpo las incomodidades del frío, los olores, los ruidos de la calla y de los niños jugando al aro, al escondite y a incordiar.


Auto: Ramón Fernández Palmeral

domingo, 12 de agosto de 2012

"La Soledad" en Frigiliana, fotos de Robert Holder


Robert Holder: "La Soledad". Semana Santa.

Fotografias de Frigiliana de los años 1966-67, gracias a la colaboración de Robert Holder, vecino de Frigiliana, que inmortalizó con su cámara muchas calles, personas y escenas de aquellos años y que ahora comparte estas imágenes y sus recuerdos.

"Hay muchísimas cosas que han cambiado en el pueblo, pero la procesión de La Soledad – pasada la media noche del Viernes Santo – sigue casi igual que hace 40 años. Los vestidos habrán cambiado con el tiempo, pero la dedicación de las mujeres sigue siendo la misma. Mientras que las procesiones en las capitales como Sevilla o Málaga recuerdan a muchos visitantes más bien a un desfile de carnaval que a un acto religioso, aquí – en el pueblo – se nota que sus habitantes viven sus tradiciones, que no es un espectáculo turístico (lo que no quiere decir que los túristas no acudan a vivirlo). la procesión es solamente para mujeres, todas vestidas de luto.

Una cosa si ha cambiado: el letrero de la calle. La que era dedicada al famoso doctor Fleming se cambió por un nombre más local: Hernando El Darra. Y al bacteriólogo escocés, descubridor de la penicilina hace 80 años, lo metieron en un callejón de la parte nueva..."

martes, 7 de agosto de 2012

Reseña histórica de la villa de Frigiliana. ("La Frigiliana Mágica" nombre anterior).


(Escudo municipal de Frigiliana)


Libro impreso a todo color de 104 páginas de venta en AMAZON, por 11,27 €



Ramón Fernández Palmeral




Os adelanto: BIBLIOGRAFIA CONSULTADA SOBRE FRIGILIANA


-AA.VV., RELACIONES EXTERIORES DEL REINO DE GRANADA, IV Coloquio
de historia medieval andaluza. Instituto de Estudios Almerienses. Coordina
Cristina Segura Graiño, Almería 1988-
-AGUADO SÁNCHEZ, Francisco, Historia de la Guardia Civil, tomo 6, “La
agrupación de “Roberto”, pág. 328- 340, CUPSA EDITORIAL, Madrid, 1985
-ARREBOLA, Alfredo, Malagueños en la Literatura, Editorial Aljaima, Málaga, 1997
-ARRIBAS, A., WILKINS,J, “La necrópolis fenicia del Cortijo de las Sombras”,
Granada 1971
-ÁVAREZ NAVAS, Ana, Sentimientos, Imprenta Santa Rita Monachi (GR), 2003
-AZUAGA RICO, JOSÉ Mª, La guerrilla Antifranquista de Nerja, Izquierda Unida de
Nerja, 1996
-AYUNTAMIENTO DE NERJA, “Guía del Patromino Histórico de Nerja”, 2005
-BAIRD, David, Los maquis. Entre dos frentes. Almuzar 2008.
-BUENO, Miguel, Paisaje y Educación II, Imprenta Santa Rita, GR, 1991
-BUENO GARCIA, Alejandro, Reseña Histórica de la Villa de Nerja, Edición facsímil.
Ayuntamiento de Nerja. Libros de Carabeo nº 1, Nerja 1987
-BUNES, Miguel Ángel de, Los moriscos en el pensamiento histórico, Cátedra, Madrid,
1983
-CANOVAS MUÑOZ, Mª CARMEN, Frigiliana en sus apodos, Editorial …2011
-Nerja, Frigiliana en color, Editorial Everest, 1976
-FERNÁNDEZ, JOSE RAMÓN, Historia de la Acebuchal, Edición la Red
-FERNANDEZ PALMERAL, Ramón, El cazador iris, inédita
-FERNÁNDEZ PALMERAl, El rey de los moriscos, Amazon.es
-FERNÁNDEZ RAMOS, José, Perspectiva Comarcal. La Axarquía-2-, Editorial
Imprenta Santa Rita, Monachil (GR), 1990
-GOMEZ TABERNERO, JOSE MANUEL, “Las poblaciones prehistóricas de la
Península Ibérica”, Las Raíces de España. Instituto Español de Antropología
Aplicada, Madrid, 1967
-Guía práctica de la Axarquía, Patronato Provincial de Turismo de la Costa del Sol
(Las cinco rutas) , (Ilustraciones en color), sin año de edición
-Guía de Frigiliana. Primer Premio nacional de Embellecimiento. Graficas San
Pancracio, Málaga, 1997
-HURTADO DE MONDOZA, Diego, Guerra de Granada, Biblioteca de la Historia de
España, editorial Sarpe, 1986
-JIMÉNEZ MUÑOZ, Canillas de Aceituno, Artes Gráfica APRISA, S.L. Málaga
1994
-JUSTICIA SEGOVIA, Agustín, La Axarquía malagueña, Málaga, 1998
-LOVELOCK, JIM y CAVANAGH,LORA INE, “There no Flie…only Toreigner?,
Cómpeta, 2006
-MARMOL CARVAJAL………
-MAURA MIJARES, Rafael, Nerja, guía del Patrimonio Turístco, Ayuntamiento de
Nerja 2005
-NAVAS ACOSTA, ANTONIO, Vida y diáspora morisca en la Axarquía Veleña,
Málaga, 1995
-NOTICIAS DE FRIGILIANA. COM
-ORTEGA, JOSE ANTONIO, Guía de Frigiliana, (Fotografías de varios autores)
Ayuntamiento de Frigiliana, 1997
-PELLICER CATALÁN, Manuel, “Las civilizaciones neolíticas hispánicas”, Las raíces
de España. Instituto Español de Antropología Aplicada, Madrid, 1967
-ROJO PLATERO, Pablo, "Frigiliana Árabe y Morisca. La cabalgada de Friligiaiana,
Málaga 2012
-RUIZ GARCIA, Purificación, La taha de Frigiliana: Nerja, Torrox, Maro y
Frigiliana. Después de la conquista, Málaga, 1994
-SEGOVIA LOBILLO, Antonio, Poetas y Escritores de la Axarquía (su cultura, su
pueblo, sus gentes), Ediciones Aurora del Sur, Málaga 1991
-SANCHEZ, Antonio, Momentos de nuestra historia (X): La guerra de la independencia
en Frigiliana. Las guerrillas (I), Noticias Frigilian, periódico digital, viernes,
02 de septiembre de 2011
-PASCUAL NAVAS, José Adolfo, Nerja en su marco (español e ingles) Gráficas San
Pancracio S.A., Málaga, Sin año de edición
-……………………………”El Acebucal”, con la colaboración de Aurelio el Obispo,
Diario Sur de Málaga, 26 de junio 1997
-URIBE, Antonio, Los pleitos entre la Villa de Alhaurín y el Conde de Frigiliana en el
Siglo XVII, Servicio de Publicaciones de la Diputación Provincial de Málaga,
2006
-WULFF ALONSO, Fernando; GONZALO CRUZ, Andreoti, Historia Antigua de
Málaga y su provincia. Editorial Arguval, Málaga 1994

En Frigiliana tienen su residencia 1375 extranjeros:
David Baird
Robbie Power
El pintor Klaus Hinkel
Sorensen

En los años 50 el control de alimentos estaba tan controlado que incluso mi madre, esposa de un guardia civil, tuvo que sacar un salvoconducto de alimentos en el cuartel de la Guardia Civil de Frigilian de un cerete de higos y una arroba de pasas, y merienda para tres días para poderlo llevar a Nerja camino a Ciudad Real. Lo firmó el Teniente de Distrito Juan Rodríguez Rojas.

sábado, 28 de julio de 2012

Historia de la Acebuchal, por José Ramón Fernández



Ir a la página HISTORIA DE LA ACEBUCHAL

Fotografía en La Acebuchal, años 1953,54, cuando la gente pudo volver a sus casas tras el deshacio forzodos de la Guardia Civil y su lucha contra el maquis en 1948.
En la fotos vemos al cura don Domingo Campillo, a mis tíos Antonio y Dolores Fernández, y primos: Primitva, Dolocritas y Alberto, a Paco Sánchez el Obispo, un día de la Misa de San Juan que se hacía en la ermita. Hoy día se ha contruido otra ermita, más grande junto a la calera. En la pequeña haya un cuadro mío de San Onofre.

Leer HISTORIA A LA ACEBUCHAL, por mi padre José Ramón


Ramón Fernández en la antigua y primitiva ermita de La Acebuchal, el 4 de noviembre de 1995



Leer a :
Mari Carmen Casanova ha relatado muy bien a la gente de La Acebuchal, en su libro "Frigiliana en sus apodos". 2011

lunes, 23 de julio de 2012

"La Historia Mágica de Frigiliana", en elaboración



Otra noticia:
En la Casa del Apero de Frigiliana, se presentó el 23 de julio de 2011, el libro "Frigiliana en sus Apodos. Su historia y su habla", escrito por la catedrática en lengua y literatura Maria del Carmen Casanova Muñoz. Editado por Almuzara en colaboración el el Ayuntamiento de Frigiliana.
Además, el libro incluye en su título la frase , ya que el texto no se limita a hacer un mero repaso por los apodos más conocidos de Frigiliana, sino que la búsqueda literaria y lingüística de su autora, la ha llevado a conocer decenas de pequeñas historias intrínsicamente frigilianenses.
Un año y medio de investigación para que esta obra haya visto la luz, y que sin duda será del agrado de todos los vecinos de Frigiliana, se vean reflejados o no en forma de algún apodo. Según relataba la autora han sido decenas los vecinos que han colaborado con ella, y entre apodo y apodo los lectores podrán conocer el origen de, por ejemplo, algunas de las letras de los mayos, de los cantos de la procesión de la Soledad, o anécdotas de nuestra historia o fiestas, por poner tan solo un ejemplo.

Encierro de toros 12 de junio 2011 en Frigiliana. Por Junio San Antonio fiestas del Patrón:


Romería de San Antonio en Frigiliana, ribera del río Higuerón.Santo Patrono San Antonio de Padua, cuya festividad se celebra el 13 de Junio.:


Ver la página web oficial de Frigiliana



Sellos de correos personalizados de Frigiliana de la colección Palmeral.
Edición de 25 sellos únicos y exclusivos.

LA FRIGILIANA MÁGIA EN ELABORACIÓN 

EL REY DE LOS MORISCOS, NOVELA  DE RAMON FERNANDEZ PALMERAL

martes, 26 de junio de 2012

El valor de las réplicas


(Ramón Palmeral ante la réplica del David de Miguel Ángel en la Plaza de la Señoría de Florencia (Italia)22 de junio 2012.
Esta es la demostración inequívoca de que más vale un mal original que una réplica aunque sea un trabajo chino como este David, copia del originalde Miguel Ángel que se encuentra en el Museo de la Academia de Florencia. Nadie sabe el nombre del picapedrero de esta réplica. Todos los visitante queremos ver el original de Miguel Ánel, no la copia, que sin embargo es identica al original. Es como si pintan una réplica de las Meninas de Velázquez, no la queremos, queremos vert el original en el Museo del Prado aunque hagamos 2 horas de cola. De aquí nace el fetichismo que tenemos por los maestros, por los autores, y no queremos engaños, ni que nos den gato por liebre.
Esta es la demostración inequívoca que el arte las réplicas no valen, y lo mismo en la literaura, que tambien es una forma de arte, no valen las copias sino el orioginal, por consiguiente todos nuestros esfuerzos han de ir encaminados a hacer obras originales, aunque se cuento corto como el de Caperucita Roja o Blancanieves.
Original, siempre original...
Todo escritor tiene la obligación de viajar para adquirir vivencias.
En las réplicas desaparece el valor del arte y se convierte en simple valor material; o sea, al peso de la obra.

Un relato con polémica: "La mosca parlante"


Por Ramón Fernández Palmeral

Este relato experimental pertenece a lo que se podríamos llamar relato emotivo y provocadores, que es aquel que trata de irritar al lector por medio de errores garrafales y evidentes alegorías un tanto incordiantes para los nacionalistas. Irritó a algunos catalanes. Porque si no lo sabéis, los catalnas y vasco son intocables en España

Contiene ciertas particularidades innovadoras y riesgos que, lamentablemente, no han sido valorados o comprendidos por ciertos críticos o lingüistas de MUNDO CULTURAL HISPANO. Me considero un escritor o artista provocador, y por ello este relato lo es, se escribió adrede con fatas de ortografía para irritar y despertar la conciencia del lector, y ha provocado una avalancha de críticas, despropósitos e insultos hacia mi persona, la osadía siempre es rechazada.

LA MOSCA PARLANTE fue como una trampa, una red tendida a los que se llaman críticos y ortodoxos del idioma. Es un relato que tiene faltas de ortografía a propósito como ese "pegagoso" del principio y liberado de comillas para no alertar, para enlazar con agosto por su similitud fónica (pegagoso y agosto), por ello escribí pegagoso y no pegajoso.

Una mosca no tiene ocho patas, pero mi mosca sí las tiene porque yo quiero, se parece a un pulpo, es una mosca como el autor quiere que sea, grande y coja, casi salida del bestiario de Julio Cortázar.
Mis manos tienen 17 dedos, porque representa a las 17 Autonomías, porque el narrador del relato representa a España, es España y no es Ramón Fernández Palmeral, esto parece que no lo ha visto nadie. Un relato en primera persona no ha de corresponder necesariamente con el autor.
Cuando escribo maqueto por charnego, estoy evocando también al País Vasco, como otra mosca desagradecida. Matar dos pájaros de un tiro.
Este relato trata de ser un juego de creación literaria, arriesgado y asumo toda la responsabilidad y pido disculpas a quienenes han sido heridos en su sensibilidad. Lo cual egoístamente es un favor para mi relato.


LA MOSCA PARLANTRE
"Dedicado a las moscas del Mayarín".

UNA MAÑANA DE PEGAGOSO agostoso cuando me disponía a veverme un baso de agua, ¡carajo qué asco!, cayó una mosca dentro del vaso, e inmediatamente oí una voz que pedía auxilio: «Por fabor, por fabor, sacadme de aquí que me agojo». Yo me quedé tan sorprendido por aquella clara y diminuta voz que puse cara de reloj despertador, miré incrédulo a mi alrededor buscando la procedencia de la débil y chillonasa voz. Aquella voz venía del interior del vaso y continuaba gritándome: «Por fabor, sácame de aquí..., sí, te ablo a ti, maqueto -se dirigía a mí- sácame de aquí de una vez, no ves que me estoy ahogando, coño». Tomé mi lupa y la acerqué al interior del vaso,y dentro del agua vi a una mosca chapoteando que era quien me hablaba con tanto despotismo ilustrado. “Pero cómo es posible que una mosca hable”, exclamé son incredulidad.

La mosca haleteaba dentro del agua y con sus ojos de red me miraba como un gatillo chico desvalido en un callejón solitario, y le pregunté: “¿Eres tú quien me pide auxilio?”. Y la mosca cabreada, chorreando, sin poder aguantar ni un segundo más mientras se hundía como barco herido, seguía gritando: “Sácame de una puñetera vez y después te lo explicaré todo, te lo juro por San Jordi”. Haciéndole caso y bajo el más severo y grande asombro, la saqué del agua con ayuda de una cucharilla de café de plata y la puse con cuidado y cariño sobre la encimera limpia de mi cocina, cerca o mejor diría bajo un rayo de sol mañanero que le calentara y secara. “Bueno ya estás a salvo, explícame ahora, mosca, cómo es que hablas y encima catalán”. Y ella, empezó a alisarse las alas y las ocho patas y a desprenderse de la humedad: “Mi nombre es Hida y hablo solamente cuando estoy en peligro de muerte, soy la única mosca que hablar catalán como consecuencia de haber estado tantos años entre humanos del Barça”.

La mosca se disponía a salir volando cuando le di un zarpazo y la atrapé de nuevo, la cogiiiiiiis en el ueco de mi mano buena para que no se fuera a marchar sin darme las gracias, y además me diera explicaciones satisfactorias ante su actitud de libertar condicional: “Mira, Hida, yo esto no me lo puedo creer, ni me lo quiero creer, creerán que estoy loco si alguien me ve hablando contigo, con una mosca y encima catalana, sólo contarlo se reirían de mí todos mis amigos europeos, además yo como ser humano tengo la obligación de matarte; sin embargo, ahora que sé que hablas catalán me das lástima y te voy a salvar por tu endemismo”.

Abrí mi mano con 17 dedos, pensé que una mosca más o menos en el aire europeo no iba a causar muchos perjuicios a la humanidad, y la escuché, y ella me suplicó con educación: “¿Cómo vas a matar a la única mosca que habla catalán en el mundo, serías la persona más nazi y salvaje del planeta”. Yo le contesté con sarcaso, “no sabes tú muy bien de lo que somos capaces de hacer los españoles”.

La mosca no confiaba en mí, se hizo un poquito la coja, la débil para que yo le tuviera lástima, se lamió sus alas y en cuanto pudo escapar la muy ingrata salió volando en zigzag independentista. La estuve buscando toda la mañana y muchas mañanas más sin dar con ella. Por ello, ahora cada vez que veo una mosca le pregunto “¿Eres tú Hida, la mosca que habla catalán? Pero como ninguna me contesta, desde entonces no soy capaz de matar una mosca, no, no, de verdad, no me atrevo a matar a ninguna mosca o abeja ni las mataré de aquí en adelante, no vaya a ser que sea Hida, mi querida mosca, mi extraña y maravillosa mosca que “parla catalá”.

Nota.- Los diálogos de la mosca han sido traducidos al castellano por un servidor que estudió catalán a la fuerza.

Consejos muy útiles para escribir y que nos entiendan.

Por Ramón Fernández Palmeral

Recordando algunas lecturas sobre La Semántica que no es otra cosa es el estudio del sentido de las palabras, de cuyos tema hay una extensa bibliografía de la cual no me voy a ocupar aquí, sino de extraer algunas notas o razonamientos prácticos para escribir mejor y que nuestro lector entienda y comprenda lo que nosotros escribimos porque la escritura no es otra cosa sino un código de signos convencionales, palabras como emblemas, símbolos o estímulos de un acuerdo entre los hablantes de un idioma, que comprendemos a través de la conductividad y de la observación del mismo mundo que percibimos.

Para ello hay que tener muy en cuenta unos principios fundamentales y saber que:

LENGUAJE. Sistema de signos que nos sirven para comunicar nuestras ideas y sentimientos, evocando (traer a la memoria) en la mente de otra persona las imágenes conceptuales y complejas que se forman en nuestra propia mente. Por ello nos ha de quedar evidentemente y claro que las palabras NO transmiten las cosas, sino la imagen de la cosas, es decir, que la palabra evoca el sentido de la cosa, y el sentido de la cosa evoca las palabras, por ello el lenguaje es recíproco y bipolar, una doble articulación de las asociaciones de las ideas.

No sabemos muy bien cual es el proceso psíquico que logra esta maravilla de la comunicación entre las personas, pero la poseemos como seres inteligentes que somos.
Partiendo de estos principios lógicos y que hemos de comprender su mecánica, continuaremos con otros puntos.

DOBLE FUNCION DEL LENGUAJE: Si hemos visto que el lenguaje tanto hablado como escrito, sirve para comunicar conceptos y evocar en la mente del interlocutor las imágenes que se forman en la nuestra, es lógico articular esta maravilla de mecanismo psicológico a nuestros intereses de escritor, que comunicaremos mensajes don doble intención, o sea, la de conseguir que el lector reaccione según nuestros deseos, obtener respuestas a lo que preguntamos, o inducimos o damos a entender, pero para ello hemos de darle información, ser sus confidentes, sus chivatos.

Porque según el modo en que dominemos el arte de escribir conseguiremos preocupar, indagar, incordiar, hacer llorar o reír a nuestro antojo. Este dominio empieza por tratar de hablar con claridad, exponer nuestras argumentos con precisión ayudará luego a escribir también con claridad. Si nosotros decimos que temenos un coche y ya está, el lector no sabe cómo es ese coche. Nos falta decir la marca y el modelo, también el color, o cómo es la tapicería interior, así y todo no puede ver el coche pero posee una gran aproximación.

Para conseguir estos efectos hay que conocer muy bien la regla de los signos para comunicar: pasión, fervor, colorido, atmósfera, ambiente, urgencia, angustia... Porque la palabra no es la cosas sino lo que indirectamente evoca o el rector recordará al decir de nosotros. Comunicamos conceptos que es le caso de la poesía, y luego el lector descibra en su mente los concpetos recibidos, o las palabras asociadas o asociativas

VALORES EXPRESIVOS: Lo novatos en la escritura suelen generalizar cuando quieren comunicar. Suelen decir esto es maravilloso, genial, estupendo interesante, cuando en realidad esto no significa nada. Para decir que una cosas es maravillosa hemos de emplear más palabras, un día no puede ser simplemente bonito y se acabó, en cambio sí podemos decir: «El sol reverbera en los cristales, la flores abrieron su caritas, la mar se puso de un violeta violento, la gente caminaba en mangas cortas, los perros orinaban al pie de las cornisas y un olor a pinos entraba por los sentidos...» He aquí el lenguaje literario escrito, diferente al oral, más pobre y decadente cada vez.

Por ello, según los lectores que hemos elegido así les hablaremos, no es lo mismo un lenguaje para un público infantil, adolescente, técnicos en informática o un grupo de agricultores o ganaderos. Hay que tener muy en cuenta los calores socio contextúales de nuestros interlocutores porque si fallas los signos que emitimos, los resultados variarán. Porque cada palabra contiene cuatro tipos de asociaciones: sentido base, valor expresivo, sentido contextual y valor sociocultural. Por ello es necesario dominar bien el diccionario y conocer bien las acepciones de una palabra. por ejemplo la palabra: discutir, tiene varias acepciones, como examinar con cuidado o hablar para llegar a un acuerdo.

El escritor ha de ser un experto en palabras o mejor dicho un mago de las palabras con la que juega sin darnos cuenta de que es mejor jugador que nosotros. Por ello la retórica, la paciencia en el expresarse, el rectificar y el recomponer frases para buscar sentidos determinados es oficio que al que no podemos renunciar, la ayuda posterior del estudio de los términos estilísticos: metáforas, sinécdoques, metonímica, alegoría, hipérbaton..., son herramientas básicas del escritor.

LA POESÍA. Como a la poesía se le considera el arte del lenguaje que explota las virtudes de representación del mundo de los sentimientos, a través de una compleja red de mecanismos: conceptos, asociaciones, abstracción, música, ritmos y evocaciones en la mente del lector, estos ejercicios siempre son recomendables para quienes empiezan a escribir, ha sido siempre anteriores a una obra narrativa. Por ello el ejercicio de la poesía es imprecindible para empezar a escribir con cierto estilo personal.

En definitiva hemos de ser lógicos y tener claro que nuestro lector verá por donde nosotros le llevemos, somos sus lazarillos, y si somos buenos lazarillos él verá colores, luz, pasión o sentimiento si se lo explicamos bien, con acumulación de detalles, no seamos concisos en literatura, otra cosa es redactar un contrato o un informe. Está prohibido empezar un texto pidiendo excusas y diciendo que eres un afincinado, un escritor a tiempo parcial.

lunes, 18 de junio de 2012

"Sueño Lúcido", una novela experimental



"SUEÑO LÚCIDO" es una de mis novelas experimentales donde los sueños, la realidad virtual e Internet ireractúan en la vida de un escritor atrapado por sus personales que toman cuerpo.
Por supuesto el texto no está completo, a la espera de un editor valiente y que le guste la literatura de ficción, la intriga y el mundo virtula. (Abstenerse editores virtuales o para una autopublicación).

domingo, 17 de junio de 2012

Cómo escribir y redactar contenidos para Internet

Cómo escribir y redactar contenidos para Internet

ESCRIBIR Y REDACTAR
Por Ramón Fernández Palmeral


1.-Debemos tener muy en cuenta que el usuario NO lee en Internet sino que ojean/hojea, visualiza, busca velozmente la información que "a priori" le interesa, despluma el gallinero y toma lo que le interesa. El lector primero busca, luego lee, y más tarde puede que imprima el texto para leerlo detenidamente o archivarlos. Aunque después no los lea.

2.-Por ello el texto debe constar de un título, subtítulo, un encabezamiento o sinopsis, antes de la lectura del texto, más notas y enlaces finales. Nuestro nombre al principio como hacen los periodistas. Si lo ponemos al final es muy posibles que no llege a leer n uestro nombre.

3.- Un sitio web compite con el resto de sitios para captar la atención del usuario y por ello es crucial iniciar con “anzuelo informativos” o "la mosca para el pez" y evitar presentar al principio, la información principal. Está prohibido empezar un texto pidiendo excusas y diciendo que eres un afincinado, un escritor a tiempo parcial.

4.- El estilo periodístico es el más depurado y aconsejable para Internet, más imágenes si son posibles (fotos y vídeos). Azorín es el maestro del estilo conciso y idrfecto, sin galimatías ni desvíos, sino al grano.

5.- Frase cortas y concisas. Evitar gerundios, exceso de subordinadas.

6.- El texto se parece a un pirámide invertida.

7.- Un párrafo una idea. Numeración de párrafos o señales de inicio. Letras en negrita, y enlaces a otros textos.

8.- Presentación con colores de fondos pero no demasiado chillones. El color de la letra que sea complementario, aunque el más utilizado en negro sobre fondo blanco. No usar un tamaño minúsculo.

9.- Fotos e imágenes atractivas, originales, nuevas si es posible. Vídeos no muy largos.

10.- Insertar vínculos dentro del texto. Desvíos a otras informaciones. No demasiados puede ser que el lector no vuelva a tu texto.

11.-Tipos de letra: “Verdana” es una de los modelos de letra más sencillas, directas, porque hemos de evitar florituras, textos parpadeantes o colas en el cursor que distraigan al lector.

12.- La oración debe de iniciarse por este orden: sujeto, verbo, predicado y complementos directos, circunstanciales y de lugar. Que el texto no sea un geroglífico.

13.- No hay legislación que protega lo publicado en Internet, si no quieres que te roben nada, no lo publiques, porque inmediatamente pasa al dominio público.

14.- Corregir el texto en el correcto antes de pasarlo a la nueva entrada. Es muy importante que el mensaje carezca de faltas de ortografía, incluso en los correos electrónicos debemos cuidarlos. Debes tener en cuenta que tu texto es tu tarjeta de presentación y habla de tu nivel cultural y profesionalidad.

Otras artículos relacionados con el tema de escribir:
Consultar mi artículo ¿Cómo escribir novelas y relatos?

Consejos útiles para escribir y que nos entiendan