miércoles, 8 de julio de 2020

"Los mantras", por Ramón Palmeral, en El Monárquico de Madrid


Los mantras

|


Ilustracion46
Dibujo de Ramón Palmeral 2005 para el IV Centenario del Quijote


El poder de las palabras es una verdad absoluta, es tan evidente que no requiere explicación, es decir, que es un axioma verdadero. No es lo mismo decir gente que ciudadano, no es lo mismo está lloviendo que pasó un huracán. Del asunto de las palabras y su compresión se encarga la Semántica, toda una señora Ciencia de los significados y significantes. Por ello, debemos de darle mucha importancia al uso de las palabras adecuadas. Cuando no son convenientes se usan eufemismos...

Leer el artículo completo en la revista El Monárquico de Madrid.

martes, 7 de julio de 2020

Palu Gaugin en Martinica y Tahití, por Ramon Palmeral en Hoja del lune de Alicante







Reportajes

Paul Gauguin en el paraíso cromático de Martinica y Tahití






¿Cuándo te casas?, de Paul Gauguin, Colección privada. Fotografía: Fundación Beyeler (Fuente: Wikipedia).
Siguiendo con las investigaciones para documentar mi novela me he topado con Paul Gauguin en Martinica y Tahití. Además recuerdo que en mayo de 2008 estuve en París por unos días en un viaje por media Europa, me dio tiempo a ver los museos del Louvre y de Orsay. Estando en el Museo de Orsay, una antigua estación del ferrocarril, se me quitaron las ganas de pintar al ver las obras deslumbrantes de los pintores del periodo 1848-1914, pero sobre todo me impresionaron las obras expuestas del pintor del posimpresionismo Paul Gauguin. Vida y obra que voy a tratar de sintetizar...

Leen compleo en Hoja del lunes.com de Alicante

domingo, 21 de junio de 2020

"El juego de la autocompasión" Por Ramón Palmeral

El juego de la autocompasión

|

Ilustracion44

        El Dr. Wayner V. Dyer, en su libro Evite ser utilizado, habla sobre el valor de uno mismo al compararse con otros, ello conlleva a que te parecerás más a los otros en detrimento de uno mismo. «Las personas más libres del mundo son aquellas que están dotadas del sentido de su paz interior: Simplemente se niegan a dejarse desequilibrar por los caprichos del prójimo y son serenamente eficaces en la tarea de regir su propia vida».
      Somos lo que somos y no podemos ni debemos ser otra cosa. ¿Acaso importa si los demás te valoran o no como crees merecer? Cada cual que aguante su vela. Entra el juego de la autocompasión, es un grave error y una gran pérdida de tiempo y energías. Tú no eres, lo que los demás creen u opinan de ti, sino que eres el producto de tus pensamientos. En mi libro Tus zonas de éxito aprenderás a ser tú mismo....

Lee completo AQUÍ 

miércoles, 17 de junio de 2020

Biografia del compositor Oscar Esplá y Triay (1886-1976)

 


 

 

 

Óscar Esplá Triay

domingo, 14 de junio de 2020

Fuerte Santa Bárbara, en la isla de Robinsón Crusoe, Archip. Juan Fernández

 

 

Fuerte Santa Bárbara


Localización: 
Valparaíso, Valparaíso, Juan Fernández
Categoría: 
Monumentos Históricos
Tipología: 
  • Inmueble
  • Infraestructura
  • Defensa
El Fuerte Santa Bárbara es una fortificación ubicada en la bahía Cumbarland en la isla Robinson Crusoe, en el archipiélago de Juan Fernández en la V Región. Fue construido después de que la Corona Española ordenara en 1749 que la isla fuera poblada y defendida de eventuales enemigos.
Hasta entonces, la isla había sido lugar de recalada de piratas y corsarios que asolaban la costa del pacífico. La decisión de fortificarla se remonta a 1739, cuando se dirigieron hacia el Pacífico dos escuadras, una inglesa al mando de Lord Anson en son de corso, y una española comandada por el almirante Pizarro, que tenía la misión de destruir o apresar a las naves inglesas.
Al doblar el Cabo de Hornos casi al mismo tiempo, un violento huracán se encargó de dispersar las naves de ambas flotas. Cambiando de curso, Lord Anson llegó providencialmente a Juan Fernández en junio de 1740, con sólo dos fragatas y con la mitad de su tripulación muerta de escorbuto y la otra desfalleciendo por el hambre y las enfermedades.
En sus tres meses de permanencia en la Isla, Lord Anson se entregó a reponer a su gente y a reparar sus barcos. En Septiembre, lanzó sus dos fragatas sobre los desapercibidos puertos y naves españolas; bloqueó Valparaíso, asoló el comercio entre el Callao y Acapulco y tomó a cañonazos la “Nao de Acapulco” a la salida de Manila.
Lord Anson regresó triunfalmente a Inglaterra en 1744 vía Cabo de Buena Esperanza. Su expedición produjo una honda impresión en la corona de España y las colonias españolas. En su “Relación de un viaje”, publicado en Londres en 1747, Lord Anson se refirió a la providencial soledad de Juan Fernández. Así, la Real Cédula del 7 de mayo de 1749 dispuso que “la isla se poblase y se defendiese a toda costa contra el enemigo inglés”.
En Diciembre de ese mismo año partió de Concepción un barco fletado con una compañía de batallón de la Frontera, con 170 colonos y 22 presidiarios, para los trabajos de fortificación, y desde el Callao zarpó una nave cargada con 75 fusiles, 25 arcabuses, 16 cañones, pólvora y balas. Al fondo de la bahía Cumberland levantaron las primeras casas y la capilla a una cota de 100 mts. sobre el nivel del mar. El Gobernador de la isla, capitán de artillería Manuel de Castelano, inició la construcción del fuerte de Santa Bárbara. Abajo y a barbeta sobre la playa abierta, levantó la batería de tiro rasante de San José.
El fuerte fue construido en el faldeo del cerro cuya pendiente contó para dificultar el acceso al enemigo. No tiene foso norte y al poniente de 5 metros en su altura máxima, cumplió también la función de muro de contención del relleno de tierra que formó la explanada del fuerte. Esta explanada se apoya al surponiente en la punta de un corto farellón de conglomerado y rocas descompuestas, donde los presidiarios cavaron las doce cuevas que les sirviera de abrigo. Los muros del fuerte fueron levantados con piedras semicanteadas, sobrepasando en unos 20 metros el nivel de la explanada. A partir de esa altura se levantaron los destruidos parapetos y merlones.
El intento de colonización no tuvo éxito y hasta 1852, año en que el Archipiélago pasó a formar una subdelegación del Departamento de Valparaíso, la isla Más a Tierra fue conocida como “Guarnición y Presidio de Juan Fernández”.
En 1790, la guarnición de la isla, entre tropa y oficiales, ascendía a 200 hombres repartidos en el fuerte Santa Bárbara, que montaba 12 cañones, las baterías de San José y San Javier con 6 cañones cada una, la batería de San Carlos con 4 piezas y las baterías rasantes del Puerto Inglés y del Puerto Francés con 4 cañones cada una. La isla se hallaba estratégica y sólidamente defendida. No obstante, en numerosas ocasiones fue considerada una carga para el Reino, por los gastos que ocasionaba y las dificultades que había para aprovisionarla de víveres, que escasamente podían producirse dentro de ella.
Tras la reconquista del país por las tropas españolas en 1814, el Gobernador interino envió desterrados a Juan Fernández a 42 eminentes hombres públicos que fueron miembros de algunas Juntas durante los primeros años de Independencia. El restablecimiento de la República después de la batalla de Chacabuco en febrero de 1817 puso fin al confinamiento de los patriotas. En 1821, Bernardo O’Higgins restableció el presidio, que se prolongó hasta 1852. De esta fecha data el virtual abandono de las obras defensivas de Juan Fernández y su paulatina destrucción, de la cual se salvó el fuerte de Santa Bárbara.
El fuerte fue declarado Monumento Histórico en el año 1979. Fue reconstruido en el año 1974, pero con los años y las inclemencias climáticas, parte de sus muros ha cedido, lo que ha hecho necesario desarrollar un proyecto de restauración del fuerte que fue anunciado en el año 2010.
Referencias:
El Mercurio de Valparaíso. Grave daño a fuerte en Juan Fernández.
http://www.mercuriovalpo.cl/prontus4_noticias/site/artic/20100928/pags/2...
Manuel Romo Sánchez. Memoria Chilena. Prisión de los patriotas chilenos en Juan Fernández. 1814-1817.
http://www.memoriachilena.cl/archivos2/pdfs/MC0043448.pdf
Roberto Montandón, Sylvia Pirote. Chile, 225 fichas. Registro de Monumentos Nacionales. Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas. Santiago de Chile. 1990.

domingo, 7 de junio de 2020

Los moais de la isla de Pascua en Europa




Fuente: National Geographic.
Debido al éxito de visitas que tuvo mi último artículo «Tiempo de reflexión sobre la condición humana» publicado en Hoja del lunes.com de fecha 25-05-2020, voy a extenderme un poco más sobre los misterios de Rapa Nui (isla grande) o la Isla de Pascua. Son muchos los moais que existen repartidos por el mundo, unos robados, y otros donados por los rapanuis y autoridades chilenas. Francisco Torres, director del Museo Antropológico Padre Sebastián Englert en la Isla de Pascua, y Betty Haoa del Museo Fonck de Viña del Mar (Chile), poseen completas listas de piezas pascuenses en el exterior, y la investigadora rapanui Piru Hucke ha viajado por todo el mundo catastrando en un grueso archivo el patrimonio de la isla en el exterior, o Alex Guerra Terra, una arqueóloga y escritora española especialista en la Isla de Pascua que escribió un detallado artículo sobre los moais situados en el mundo...

Continuar leyendo completo en Hoja del lunes.com de Alicante

LOS DEFECTOS, por Ramón Palmeral. El Monárquico


LOS DEFECTOS, por Ramón Palmeral. El Monárquico

      Existen personas tan duras de mollera que no se reconocen ningún defecto, ni físico, ni moral ni siquiera espiritual. Son los llamados perfectos, cuando en realidad la perfección únicamente reside en el Supremo Ser. Lo cierto es que son ególatras y narcisistas sin posibilidad de sanar nunca, porque la egolatría le ha disecado por dentro como un animal salvaje taxidermizado. Creerse perfecto podría considerarse en sí un defecto. Este tipo de personas irreales reciben el rechazo inmediato de todos porque se salen de la norma, de la regla y del sector circular en que vive la sociedad como unidad espiritual de hábitat y compromiso con los demás. Otro asunto es diferente es la autoestima, que no es una vanidad enfermiza, es el camino para fortalecer la personalidad en el conjunto de una sociedad agresiva y llena de grupos de supervivencia, a veces agónica.
     No se debe, o no parece ético, buscar el éxito personal sin contribuir a hacer una sociedad mejor y más justa, más equitativa, lógica y razonable. Los derechos de unos colisionan con las libertades de otros. No puedes ir dando codazos por la vida, ni haciendo peldaños con los hígados de los demás para subir a lo más alto, porque la escala se derrumbaría en sus peldaños más frágiles y no se sustentará en el tiempo y caerás en el pantano de la incertidumbre. Debes saber que si logras sobresalir en un tema siempre te censurarán: es ley de vida, para que nadie se salga del tiesto donde crece la buganvilla o geranios.
      El éxito es un equilibrio entre el trabajo, la experiencia, la vida personal y la social, porque somos ciudadanos sociables dentro de una comunidad de abejas andróginas. No somos ermitaños que vivimos en una cabaña en la soledad de un bosque. Este modo de vida no tiene sentido social, sería una forma de egoísmo, y de no asumir nuestros defectos.  Perseguir la santidad no es humildad sino orgullo. El búho siempre te mira con grandes ojos de sorpresa, mientras la Mantis religiosa nos mira con sus cinco ojos de omatidio (ver ilustración de este artículo).
      Son muchos los defectos que tenemos, porque somos humanos, no dioses,  muchos los errores que hemos cometido desde la adolescencia, y muchos los deslices que nos quedan por cometer, porque la vida es así, es imperfecta condicionada a sobrevivir en la tangente del aliento diario. Contra nuestros defectos están nuestras virtudes y nuestra creatividad, que hemos de poner en valor efectivo, sin dilación, porque el éxito como dice el escritor Robin Sharma «es un acto de creatividad». Sí que lo es, porque día a día nos vamos autorretratando.
     Cuando somos creativos, cuando creamos moda, novedad y somos artísticamente combativos asumimos una responsabilidad que nos catapulta fuera de lo común, ese camino rodeado de espinos, que cuando te sales entras en otra dimensión. Mucha gente se burla de los artistas, de los creadores, de los que son diferentes, de los que son significativos, no sé si por envidia o que razonan como personas inconscientes dentro de un mundo de conscientes. Y todo en la vida es aleatorio.  Piensan que, los que somos creativos buscamos la distinción y la diferencia, buscamos la egolatría, que quizás pudiera parecer una actitud no solidaria; pero no es así, buscamos la ausencia, buscamos dar salida a mana un poder espiritual que tenían los polinesios de la isla de Pascua y que los ancianos llamaban en Aku AKu, es decir la sensatez.

     No es indigno del hombre aceptar lo que la Naturaleza le ha dado: su inteligencia, su talento o su creatividad, porque con el tiempo dará un paso más en mejorar la colectividad, lo que no se puede ser, es un contemplativo, un monje ermitaño o un eremita. Siempre se puede subir un escalón más en lo filosófico, en la escritura, la poesía, en ese arma que es la palabra.
      Mi experiencia personal tanto en la pintura como en la escritura me ha supuesto un gran equilibrio personal, y me ha estimulado hacia un grado de felicidad y de satisfacción, porque he recibido reconocimientos y elogios, ­–a pesar de mis muchos defectos, que es un sello de realidad– que me han elevado, quizás engañosamente, quizás de una forma artificial no lo sé, pero en mí se han formado desparramadas nubes blancas que me sostienen, y esto no es malo, porque mientras nos haga feliz el camino es el adecuado, es el acertado que se resume en ser uno mismo. Me lo decía el gran maestro levantino de la pintura Fernando Soria, el estilo personal es el pintor, sin estilo personal no eres nada, no sobresales, porque pasa ser tú mismo se necesita un gran valor, una chispa creadora siempre es un parto. Reconocer nuestros defectos es un análisis introspectivo que nos hace mucho bien porque nos hace tener los pies en el suelo, este suelo movedizo que cambia con los tiempos o las modas, lo que antes estaba mal ahora puede estar bien como en la políticas los malos de antes son los buenos de ahora.
     Todo el mundo puede, pero no todo el mundo quiere. Quizás existan los parásitos que se apuntan a los éxitos de los demás, o como los bárbaros que por la fuerza robaban las riquezas y reliquias de los vencidos. Apoderarse de lo ajeno porque es imposible crear el mundo que ellos, con trabajo, inteligencia y esfuerzo, no  supieron crear. Pero con el tiempo tú solo y sin esperarlo te situarán donde te corresponde.
     Indudablemente en el falso mundo laboral los defectos propios has de disimularlos, porque los compañeros de trabajo son hienas a tu alrededor a la espera de hacerte la primera sangre y atacar. Pero todo se supera con la experiencia propia, con el ensayo y el error, y no conozco otro camino que madurar, como las sabias frutas que solo se dejan comer cuando han madurado en su perfección celular.
     Sin duda alguna los jefes quieren rodearse de personas atractivas y quieres conocer tus defectos que podrían ser tus debilidades o no.  Van Gogh tenía el defecto que era daltónico y veías los colores diferentes, vendió en su vida un solo cuadro y hoy está considerado un genio universal de la pintura. De su defecto pasó a su virtud. Mujeres guapas y atractivas, si alguna sobresale, serán designadas para relaciones públicas, ¿pero qué pasa con las demás, los normales, aquellos que no llegamos al canon medio? Pues sin resentimientos debemos aceptarnos y querernos, y jamás tenerles envidia, porque la envidia es una pelota vasca que te rebota en la cara, te golpea y a la larga te derriba.  Creo que la clave reside en aceptarnos y adaptarnos a las circunstancias y de, nuestros muchos defectos, sacar provecho y virtudes.


      © Ramón Palmeral


     El Monárquico, 7 de junio de 2020

sábado, 6 de junio de 2020

Biografia de Thor Heyerdahl


Thor Heyerdahl

(1914/10/06 - 2002/04/18)


Thor Heyerdahl

Antropólogo y explorador noruego



Nació el 6 de octubre de 1914 en Larvik.

Hijo de Thor Heyerdahl y Alison Lyng.

Estudió Biología y Geografía por la Universidad de Oslo, especializándose en la antropología de Polinesia; investiga las rutas migratorias polinésicas de las islas Marquesas (1937-38) y de los indios de las costas de British Columbia(1939-40).


Realiza publicaciones en la revista National Geographic (Turning Back Time in the South Seas) en 1941 y en ese mismo año en la International Science (Did Polynesian culture originate in America?).

Durante la II Guerra Mundial se alistó en la unidad paracaidista noruega de las fuerzas aliadas (1942-45).

Con la intención de demostrar que los indígenas de América del Sur podrían haber emigrado a las islas del Pacífico, en 1947 junto a un pequeño grupo de acompañantes navegaron a lo largo de los 6.920 kilómetros que separan Callao, en Perú, de las islas Tuamotu, en la Polinesia, en una travesía que duró 101 días y para la que utilizó una balsa llamada Kon-Tiki, y que había sido construida como las que usaban los antiguos peruanos.

Realizó expediciones arqueológicas a las islas Galápagos (1954) y a la isla de Pascua, así como al Pacífico Este (1955-1956). Intentando demostrar que los egipcios podrían haber llegado a América del Sur y haber fundado hace 4 mil años las civilizaciones azteca e inca, intentó cruzar el Atlántico, saliendo de África del Norte en una embarcación de papiro (Ra I, 1969; Ra II, 1970). En su primera tentativa fracasó tras haber recorrido 4.500 kilómetros; sin embargo, en la segunda consiguió desembarcar en Bridgetown, Barbados, después de 57 días de viaje.


A finales de los setenta, inició un viaje de 9.980 kilómetros en una embarcación de cañas (Tigris) para probar la existencia de una posible ruta migratoria, que hace 5 mil años habrían usado los sumerios para viajar de Irak al océano Índico. Su filmación del viaje de la Kon-Tiki fue galardonada con un Óscar en 1951.

Se casó en 1936 con Liv Coucheron-Torp y tuvieron a Thor y Björn, en 1949 contrae matrimonio con Yvonne Dedekam-Simonsen y fueron padres de Annette, Marian y Bettina. En 1991 se volvió a casar con Jacqueline Beer.

Thor Heyerdahl falleció en Colla Micheri, Italia, el 18 de abril de 2002.


Premios y méritos:

Medalla Retzius de la Real Sociedad Sueca de Antropología y Geografía, 1950 ; Medalla Mungo Park de la Real Soc. Escocesa de Geogr., 1951; Medalla de oro Bonaparte-Wyse de la Soc. de Geogr. de París, 1951; Medalla de oro Elish Kent Kane de la Soc. Geogr. de Filadelfia, 1952; Miembro honorario de la Sociedad Geogr. de Noruega, 1953; de Perú, 1953; de Brasil, 1954. Elegido miembro de la Academia Noruega de las Ciencias, 1958; miembro de la Academia de las Ciencias de Nueva York, 1960; Doctor Honoris Causa por la Universidad de Oslo, 1961; Medalla de oro Vega de la Sociedad Sueca de Antropología y Geogr., 1962; Medalla Lomonosov de la Univ. de Moscú, 1962; Medalla de oro de la Real Sociedad Geogr. de Londres, 1964; Miembro de la Asociación Americana de Antropología, 1966; Premio Kiril i Metodi de la Soc. Geogr. de Bulgaria,1972; Profesor Honorario del Instituto Politécnico Univ. Nacional, Méjico 1972; Premio Internat. Pahlavi Environment de las Naciones Unidas 1978; Doctor Honoris Causa Academia Rusa de las Ciencias, 1980;Premio Bradford Washburn, Museo de la Ciencia de Boston, USA, 1982; Doctor Hon. Causa Univ. San Martín, Lima, 1991; Doctor Hon. Causa Univ. de la Habana, 1992; Doctor Hon. Causa Univ. Kiev, Ucrania, 1993; Doctor Hon. Causa de la Academia de Ciencias de Latvia, 1998; Doctor Hon. Causa de las Universidades de Hartford, Connecticut y de Maine, USA, 1998.


Condecoraciones:

Comandante de la Orden de San Olav, Noruega, 1951 ; Oficial de La orden por Méritos Distinguidos, Perú, 1953; Gran Oficial de la Orden Al Mérito de la República Italiana, 1968; Comandante de los Caballeros de Malta de América ,1970; Orden del Mérito, Egipto, 1971; Gran Oficial de la Orden Real de los Alauitas, Marruecos, 1971; Orden de Golden Ark, Holanda, 1980; Oficial de la Orden de El Sol del Perú,1975.


Libros:

Pa Jakt efter Paradiset,1938; The Kon-Tiki Expedition, 1948 American Indians in the Pacific: the Theory Behind the Kon-Tiki Expedition,1952; Archaeological Evidence of pre-Spanish Visits to the Galapagos Islands (con A. Skjöosvold) 1956; Aku-Aku: the Secrets of Easter Island and the East Pacific (coautor con E.N. Ferdon, B. Mulloy, A. Skjölsvold y C.S. Smith) Vol. I: The Archaeology of Easter Island, 1961, Vol. II: Miscellaneous Papers, 1965; Sea Routes to Polynesia, 1968; The Ra Expeditions, 1970; Fatu-Hiva: Back to Nature, 1974; Art of Easter Island, 1975; Zwischen den Kontinenten, 1975; Early Man and the Ocean,1978; The Tigris Expedition, 1980; The Maldive Mystery, 1986; Easter Island: A Mistery Solved, 1989; Pyramids of Tucume: The Quest for Peru?s Forgotten City, 1995; Green Was the Earth on the Seventh Day, 1996; La Navegación Marítima en el Antiguo Perú/ Seafaring in Ancient Peru (bilingüe) 1996; Let the Conquered Speak (Edición española, Perú, 1996; edic. Inglesa 1997); I Adams Fotspor, 1998.


*buscabiografias.com

 Artículo: Biografía de Thor Heyerdahl  
 Autor: Víctor Moreno, María E. Ramírez, Cristian de la Oliva, Estrella Moreno y otros
 Website: Buscabiografias.com
 URL: https://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/5009/Thor%20Heyerdahl 
 Publicación: 2008/03/01 
 Última actualización: 2019/12/09