sábado, 30 de agosto de 2014

Poner un huevo en comunidad.



Usted y yo deberíamos poner un huevo a ver que sale dentro de 28 días. Está visto que no se puede ser bueno, o tan menos malo como el general convivir de esta sociedad que tiende a la simplicidad del mundo cuadrado de la pantalla del ordenador, del móvil o la tablet, y, unos cuantos paseos con intento de sentarse en un bar para tomar una cerveza, sin que el vendedor de loterías o de gafas de sol te interrumpa, pero el mundo no se acaba con una cerveza y una conversación en tertulia de amigos. Y es que no podemos ser buenos, dejarnos llevar por las emociones, porque después viene el desencanto y el desánimo, la guerra psicológica que amargue la vida humana…
En mi mano han crecido cinco cilindros en froma de  dedos, cinco barras de carne con huesos en forma de falange, cinco flechas. El dedo medo sirve para hacer la peineta, el índice para mandar, el pulgar para sugetar, el meñique para limpiarse los oidos con la uña y el anular para soportar el peso de una sortija si eres casado, si es el caso, claro, de lo contrario no sirve para nada, puesto que es torpe, ni en mecanografía acierda con las teclas o teclado mecánico del lenguaje escribo mecánicio.

domingo, 17 de agosto de 2014

"El río de mi vida". Novela autobiografica por entregas.



me hubiera gustado nacer en parís una madrugada de primavera cerca del museo del louvre o trocadero cuando cantan los ruiseñores de las márgenes del sena y la hoja de los chopos cambian la muda de su piel de corteza  semenjando a la de los cocodrilos con iniciales que son fechas sin embargo nací un día de lluvia en getafe un pueblo de madrid en 1974 desde luego hay épocas en que la vida no está para novelar pero voy a ser valiente y voy a empezar a contarte ventan blanca mía sin falleba que aguante la novela de mi autobiografía tampoco la gente está muy abierta a escuchar y no digamos leer a otros a no ser que se hubiera follado a una actriz famosa como el muñeco chulo de putas de una tía guarra y es que cuando las cosas van bien en las horas de relajación fuera del trabajo lo que toca es tomar el mando de la tele y a aguantar lo que te echen sin rechistar pero he llegado a esta situacion de aburrimiento coincidido éstos con momentos de miseria guerra tortura en guantánamo o en palestina y persecuciones y mas guerras televisadas y más guernicas reales de picasso y otros fantasma del pasado el momento político por el que estamos atravesando de mierda el drama de la gente que quiere pasar la valla de melilla que pierde sus brazos por culpa de muro antipersonas y los niños que en verano vienen del sahara que antes fue español a los hospitales muchos niños no pueden comer porque los comedores escolares están cerrados  la corrupción política y que es tan sólo son unos cuantos lo que se ven como el ojo de cocodrilo color cobre sobre el agua apacible del río de la selva o el aligator de miami la verdad está al alcance de unos cuantos como mi padre que fue un periodista presentador de tv que nunca estaba en casa y cuando venia lo hacia tan de madrugada que en casa solo lo veíamos por la tele mi madre en cambio o sin cambio fue la que nos educó a mí y a mi hermana pues somos solo dos y una aborto que no tomo forma y se fue por el retrete que no sé qué pinto yo en este mundo a mis cuarenta años sigo de profesor de literatura castellana en un instituto de enseñanza media con las oposiciones aprobadas sin futuro de ser como mi padre que se murio junto a un grupo de alcoholimos anonimos pero conocidos luego con mucha fatiguita mi madre volvio a trabajar en la empresa de mi abuelo como directora de relaciones publicas y cliente especiales y tampoco nos gusto porque no puso como canguro a nuestra tita emiliana la mujer mas pesada ordenada y monja de la vida de mundo entero que nos obligaba a reza ante de acostarnos y fue asi como empemos mi hermana y yo a jugar a los médicos debajo de la cama con la linterna y a experimentar en nuestros cuerpo algio que no sabiamos que fuera pecado y menso incesto nada de eso era solomente amor de soledad filial mi hermana marieva tenia trece alos y yo diez osea que la cos no podia salir con barriga ni nada de eso esque luego nos enteramos que los hermsnos no podian tener tanto carino pero nadie nos lo dijo antes lo supimos cuando a mi hermana se lo dijeron las monja de la esclavas de maria cuando empezo a ir al internado...



Autor Ramón Fernández Palmeral

sábado, 16 de agosto de 2014

Muñeca, ¡rómpete las uñas!. Relato corto negro

"Tú no sabes lo difícil que es imaginar a Elisa Somsi,  como esa mujer dura de pelar, de una película de barrio madrileño pongamos Lavapiés. Tiene el coño rubio un poco desgreñado mientras sale a la terraza sin bragas después de una noche en que la tocaron todos, las ha lavado y las ha puesto a secar, puesto que es son la ñuncia rojas que tiene para trabajar. Su marido convertido en chulo, por no decir otro nombre técnico,  está durmiendo con slip sucios de caca. Ha fumado hachis, y otras mierdas y está sonado de sueño. Elka desde una ventana se rasca el coño y se fuma un porro frente a la vista de un vecino que se masturba.  Por la tarde el proxeneta, ahora me ha vendio a la cabezas el nombre técnico se ducha y se va a jugar as ·hijoputa" con unos compadres.
 Elka, al cerrar la ventana se ha rotouna uña, se cabrea se aletra, y le pega dos hostias a su marido, es la ocasión. hacia ella. El marido no sabe que hacer y se va a buscar su Biblia a ver que pone sobre el ser abofeteado por una mujer, no entiende lo de la ofensa blanca.
Elka se venda el dedo con un trozo de pale higiénico y se acuesta. a las 12 de la cohe ve a otra vez al club de alterne "Pancho Loco", se lo cuanta a una camarera del pene, del fusil en alto, y se queda asombra. Y El le dice ya sabes "Múñeca, ¡rómpete una uña!", y tu chulo te dejará de pegar otra vez, enena de palo por no decir, por enésima vez. Luego el dueño del garito tube que sacar un trozo de goma eléctrica a un borracho que que quería ir sin pagar.
Cuando Elka volvió de madrugada, el chulo de su marido le puso la esposas y se la folló. Asi decía la Biblia, "si una mujer te pega, tiene que follarla al dia siguiente con grillos". (Tobias.6.84). No fue peor que cuando la violí su tío James Somsi, amarrada con una correa del cinto de un caballo, en la cuadra..."

-¡Vaya mierda que estás escriendo.
Amanda Sicorte no oyó a su pareja de hecho que estaba en la ducha. Cuándo esta salió con la toalla reliada le preguntó ¿Qué dice cariño!.
-Que vaya mierda estás escribiendo para la revita "EllsyEllos".
-Me pides cosas fuertes y seso duro, y adem´´as tengo que madarlo por e-mail esta tarde, así que no puedo escribir otra cosa.

Mientras Antonino Gansey seguía leyendo en el ordenador de Amanda, sintió un cierto pudor y un recuerdos cuando él mismo había sido un salvaje de la calles de Madrid, por aquellos bares cuya luz es casi simpre violeta en sus años de estudiante de sueldo paterno, eterno sin acabar la carrera de Derecho impuesta por su padre, pagador, para seguir la tradición familiar. Sin embargo, ahora que trabajaba en vigilante en su supermercado, sin expentativas de cambiar de trabajo, se había acomodado a Amanda, periodista de revistas del corazón, a 0.20 centimos de euros por palabra para revistas de corazones destrozados, y feminas ávida de una historia sorprendente que no llegaba. Aunque Amanda una rubia teñiza, de nos más de 55 kilos, alta, y con piernas de personaje de películas mexicanas, seguía escribiendo la misma noela que le llevaba tres años ya, porque al editor se le habñia metido en la mollera que tenía que tener un mínimo de 600 páginas, y quería que fura una novela autobiográfica como es la moda en los países escandinavos, que es donde entienden de literaura actual.

-No me toques los cojones. Esto es una cañagada.
-Y a ti quien te manda entrar en mi porndenador, esto es privado.
-Estaba encendio y la pataña puesta. Ha sido de casualidad. Lo siento... -Antonino se fue al sofá y empezó a ver una película en la televisión, mientras habría una lata de cerveza sin amrca, porque esto de la marca solo sale en la peliculas que anuncian, precisamente esta marca.

 Cuando yo me pongo a ver la tele es que siempre me toca la misma patada en blanco y negro de siempre. "Ahora me visto cariño y nos vamos tomar algo, porque la tele no está para verla". Y es que cuando me pongo a espera a Amanda es de la tranquilas, además insitúo, intuyo que tengo que esperar a que termine era mierda de relato.


No sé por qué me pongo a escribir sobre esta pareja de ficción como Antonino y Amanda, una pareja que no tiene nada en común, él vigilanet en su supermercado y ella una escritoria frustada. Así no puede ser ramón, tiene que escribir sin tanta literatura creativa. estos ejercicios no llegarán a ningún lado. A lo mjro ahora me da por aguarles la fiesta y vienen sus padres. los padres de quié. Bueno de ella, de Amanda, porque no creo que lo padres de Antonino venga desde Italia.

-¿Estás lista?, -y cuando ella aún no había respondido sonó el timbre del piso. Un pisito alquilado en Argüelles- Abre que están llamdo, impelió ella, porque aun no estaba lista para salir.

-Ah..., hola, bien qué tal. Son tus padres cariño.

A lo mejro, como soy el Dios creador de esta novela de ficción, no le agua la fiesta y pongo, por ejemplo que son una pareja de amigo, los íntimos de Amanda.

-Ah..., hola. Entrad, entard, ahora mismo estamos Amanda y yo para salir. ¿Queréis tomar algo...?

Bueno ahora es le momento...








Ramón Fernández Palmeral

viernes, 15 de agosto de 2014

Los noveles. Esa carroña que hay que elimianr.



Hay escritores que quieren ser tan originales, tan diferentes a los demás, tan propios, que luego como no hacen caso a nadie y cometen los mismo errores que todo principiante o novel ha cometido, al del orgullo de considerarse el mejor y no hacer caso a los maestros, a los profesores que nos nuestros amigos. Luego cuando las novelas se presentan a concurso no encontramos con los lectores profesionales de las editoriales, que estos sí que no tienen piedad, y al primer fallo desechan la lectura de tu original, porque no se ajusta a los estándares del momento, o del gusto del momento. Solo por escritores consagrados pueden escribir como le da la gana, para sentar cátedra. Los noveles estamos condenados a escribir nuestras primeras novelas según los estándares y los preceptos de la teoría literaria.
Porque salir del anonimato es muy difícil, se necesitan padrinos y márketin que cuata dinero. Los noveles somo muchso, y alguine los tiene que eliminar, de aquí la frase "Los noveles. esa carroña que hay qu eliminar".

Ramón Fernández Palmeral

martes, 5 de agosto de 2014

Lecturas para el verano. "Al Este del Cabo de Gata". Novela corta

No creo que el verano sea el mejor tiempo para leer, sino que es tiempo de pklayas, chiringuitos, sientas, aprtidas al dominó, salidad nocturnas y copas. Esto creo qu es el ideal, sin embargo para aquellos enfermos de la lectura, y enfermos de verdad, no les aconsejaría novelas de 1.000 páginas, a las que tan aficionados son algunos editories, para pasar a los 35 ó 45 euros. Sin hay que leer leería relatos cortos, o quizás alguna novela corta ambientada en un lugar de la costa de España, en concreot me iría a Alemía a las plays del Cabo de gata, conde trancurre mi novela "AL ESTE DEL CABO DE GATA", son las vivencias de un hispano-ingles que se arruida siendo agente de bolsa en Londrés, y decide abandoanrlo todo para huir al sur, hacia el sol. Huir de sí mismo. A pensar se ellos se complicará la vida aún más, al enamorar de uan bella indigena (estilo de Penelope Cruz), separada y con un hijo pequeño. Será un tiempo alijos, peleas y una familia tradicional de la Isleta del Moro que no entiende de modernidades, sino de honor.
Nuestro porganoniosta se verá envuelto en líos de familia, drogas, y peleas ribales y acabará en la cárcel desde donde nos cuenta en priemra persona su historia.

Nota.- Novela que busca editor, proe ello el final no aparece en Internet.
Ramón Fernández Palmeral

viernes, 1 de agosto de 2014

Los perros cariñoso de la playa



     A mí me gusta contar anécdotas reales, nada de crónicas novelescas, esto que escribo es real: 
      Ayer mañana me fui temprano a la playa a eso de las 9 y media, a una playa tranquila, llamémosle Urbanova, donde suelen acudir los perros con sus dueños. Yo estaba sentado bajo la sombra del paraguas de playa o quitasol cuando se me acercó sigiloso y cariñoso el perro blanco de la vecina de playa (desconocida), que estaba jugando con el perro a unos 20 metros de mí sin bozal y sin collar. A los cinco minutos de estar sentado, un perro blanco, que era grande de esos cazadores se vino hacia mí. Lo perros nunca me han dado miedo, me gustan, y  no tengo ninguno de mascota porque creo que el perro da cariño a cambio de espacio y atenciones. En fin que el perro se acercó corriendo a olerme, yo sé que es su instinto venía a olerme porque ellos necesitan reconocerte a corta distancia para saber quién eres, por si te conoce y quiere marcar su territorio por eso es porque se mean constantemente.
     Pero el perro me olió los pies, me miró con cara cariñosa, sus ojos eran tristones, me estuvo mirando y yo le hice sentir como que no me importaba su presencia ni su cercanía, hasta que el can se acercó más y más hasta lamerme con su larga lengua el brazo y luego mi cara. Yo miré a la dueña del can para decirle que este excesivo cariño del perro hacia mí no era correcto, que no podía hacerlo; pero la dueña en esos momentos no estaba controlando al animal y no vio la acción del lameteo a mi brazo y a mi cara. Luego el perro se fue corriendo y contento hacia ella. Yo no protesté ni me enfadé, me levanté y me lavé los lametones con agua de mar desinfectante y yodada. Más tarde la dueña y el perro se fueron. En esa hora conté en la playa 5 perros.
   A la media hora pasó un socorrista, a falta de un policía de playa, porque este año con los recortes no hay quien los vea. Le comenté al socorrista si era lógico que un perro ajeno me lamiera la cara en la playa, por si era alguna infracción al régimen local de playas. Me dijo que en esa zona de playas, con pocos bañistas la policía hacía la vista gorda sobre los perros.
   -Bien, le comenté al socorrista, pero un perro no puede venir y lamerme el brazo y la cara, qué se yo si está vacunado  o tiene la rabia.
   -El tema de los perros no es competencia de la Cruz Roja. El lametón de un perro no está registrado como una infracción administrativa de playas, otra cosa es que le hubiera mordido, esto sí que lo es.
    -Hombre, pues es lo único que me hubiera hecho falta, con una prótesis de rodilla que tengo, que se me infecte por mordedura. Y a lo mejor el perro no tiene ni seguro de responsabilidad civil por mordiscos.
    -Pues si quiere usted poner alguna denuncia yo llamo por radio a la policía para que vengan,  es lo único que puedo hacer.
   -No, no de denuncias nada, yo no tengo nada contra la dueña del perro ni contra el perro, yo lo único que digo es que tengo derecho a que un perro no me lama el brazo, ni la cara, y además el perro se esté bañando en el mismo espacio donde yo me tengo que bañar. Y nada más gracias y buenos días.
   Estoy de acuerdo en que haya playas para perros. Pero estas deben estar señalizadas con en El Camello, así uno no se mete en el terreno de ellos. Pues creo que las mascotas también tienen derecho a darse un chapuzón.

Ramón Fernández Palmeral
Urbanova, Alicante, 31 de julio 2014